Anar directament a les notícies

Compromís denuncia que Conselleria justifique el encarecimiento de la gestión de las basuras en la Vega Baja por infraestructuras que no existen

Publicat el en Medi Ambient

La diputada de Compromís Mireia Mollà ha denunciado hoy que “la Conselleria de Medio Ambiente justifique el encarecimiento de la gestión de los residuos de la Vega Baja por la puesta en marcha de unas infraestructuras que en realidad no existen, pues no han sido construidas”.

Mollà ha explicado que “desde Compromís indicamos a la Conselleria de Medio Ambiente que la solución transitoria para el plan zonal XVII, por la que las basuras de esta comarca serán enviadas a otros vertederos de la provincia, implicaba que los habitantes de la Vega Baja tendrían que pagar más dinero por el tratamiento de sus residuos”.

“Ahora en su respuesta la Conselleria nos dice que nos encontramos en un momento de implantación de un modelo de gestión global, integrado, sostenible y eco-eficiente, que comporta la construcción de un conjunto de nuevas infraestructuras de transferencia, valorización y eliminación, que implica necesariamente un aumento de los costes de gestión”, ha detallado.

En este sentido, la diputada de Compromís ha señalado que “la contestación es del todo incomprensible si tenemos en cuenta que, a pesar de que el plan zonal fue adjudicado hace seis años, la Vega Baja sigue sin contar con una planta de tratamiento propia, a causa de las irregularidades que se habrían cometido desde la empresa concesionaria y el Consorcio”.

“De hecho, desde Compromís ya presentamos una Proposición No de Ley para que la Generalitat y la Diputación asumieran las consecuencias de su nefasta gestión y costearan el incremento del servicio del tratamiento de residuos que se producirá por tener que llevar las basuras a otros vertederos, en lugar de que tengan que pagarlo directamente los ciudadanos”, ha destacado.

Por tanto, Mireia Mollà ha apuntado que “la Conselleria tiene que llevar a cabo todas las medidas posibles para que los habitantes de la Vega Baja, que tienen que sufrir las consecuencias de no contar con una planta de tratamiento en su comarca, no vean encima incrementado el recibo de la basura”.

Por otra parte, la diputada ha apuntado que “en su respuesta, la Conselleria de Medio Ambiente también indica que las plantas del resto de la provincia que van a acoger los residuos de la Vega Baja disponen de capacidad suficiente para hacerlo, una respuesta cuanto menos sorprendente si tenemos en cuenta de que la planta de Crevillent ya ha alertado de que no tiene capacidad para absorber todos las basuras de la comarca”.

“Es increíble que a la Generalitat y la Diputación sumen esta falta de voluntad para resolver el problema a la mala gestión que han llevado a cabo durante tanto años”, ha subrayado Mireia Mollà, que ha emplazado a ambas administraciones a “comprometerse de verdad con los alcaldes de la comarca y rescindir el contrato con la UTE, de manera que se dé comienzo a un nuevo plan zonal transparente y realmente sostenible”.