Anar directament a les notícies

Compromís exige al Consell y al Gobierno que investiguen los cultivos plantados sobre los enterramientos ilegales de basura en La Murada

Publicat el en Medi Ambient

Compromís ha elevado a las Cortes Valencianas y al Congreso de los Diputados diferentes preguntas para esclarecer la situación de los productos agrícolas que se han plantado sobre los terrenos de La Murada donde podría haber enterradas hasta 400.000 toneladas de residuos ilegales y con el objetivo de evitar que los posibles consumidores puedan verse afectados.

La diputada de Compromís en Les Corts Mireia Mollà y el diputado de Compromís-Equo en el Congreso, Joan Baldoví, han presentado las preguntas en una rueda de prensa celebrada hoy en Orihuela.

Mollà ha explicado que “preguntamos a la Conselleria de Agricultura sobre las plantaciones que se han realizado en los terrenos donde se han descubierto los presuntos enterramientos ilegales de basura, que a nuestro parecer son tóxicos, y que, por tanto, podrían afectar a estos productos agrícolas y suponer un riesgo para la salud de los ciudadanos que los estén consumiendo”.

“En este sentido, queremos saber si la Conselleria tiene constancia de estas plantaciones, si, en caso afirmativo, está analizando cómo afecta la toxicidad a los productos agrícolas cultivados, si tiene controlada su comercialización y saber si piensa tomar medidas al respecto”, ha indicado la diputada de Compromís.

Mireia Mollà ha hecho hincapié en que esta cuestión se aclare para evitar ensuciar el buen nombre de la agricultura de la Vega Baja, ya que “en una zona donde la agricultura es una seña de identidad y los agricultores están haciendo un buen trabajo aun en condiciones precarias, no podemos tolerar que se vea perjudicada su reputación por las actividades que están realizando personas que en su día cedieron sus terrenos a Ángel Fenoll para hacer dinero”.

La diputada también ha anunciado que se pedirá a Les Corts que inste al Consell a hacer todo lo que esté en su mano para que el Gobierno murciano paralice la ampliación del vaso tres del vertedero de Proambiente, sobre el que pesa contradictoriamente una orden de paralización, “ya que este problema no es sólo de Murcia, es un problema también de Orihuela y, en consecuencia, del Gobierno valenciano del señor Fabra y del PP”.

También ha emplazado al Consell a que explique “si es conocedor de que a pesar de que hay una orden de paralización del vertedero, éste sigue en funcionamiento, pues nosotros mismos pudimos comprobar que no dejaban de pasar camiones por La Murada en una cantidad tal que es imposible que sólo entraran en la planta llevar residuos que se tenían que tratar como compost”.

“La Generalitat está mirando hacia otro lado y parece que tanto ella como el PP mantienen la complicidad con Ángel Fenoll, mientras que Compromís se sitúa al lado de los vecinos para llamar la atención sobre un grave problema que es indignante que pase desapercibido para el Gobierno valenciano o que incluso lo ampare o lo aplauda”, ha criticado.

Por su parte, Joan Baldoví también ha registrado en el Congreso diversas preguntas dirigidas al Ministerio de Agricultura para alertar sobre los cultivos plantados encima de los terrenos que acogen toneladas de basura enterrada de manera presuntamente ilegal.

Baldoví ha remarcado que “también hemos dirigido preguntas a la Confederación Hidrográfica del Segura por los lixiviados que existen en La Murada y que podrían filtrarse a los acuíferos, con el consiguiente riesgo que ello conlleva”.

El diputado de Compromís-Equo en el Congreso ha subrayado que “una parte fundamental de mi trabajo es demostrar en Madrid que en nuestro territorio hay otra manera de hacer política y que no todos los ciudadanos somos defraudadores o somos como Ángel Fenoll o Enrique Ortiz; al mismo tiempo trabajo para reivindicar una política que esté al servicio de los ciudadanos y no al servicio de los intereses de empresarios sin escrúpulos que tienen prácticas parecidas a la camorra napolitana”.

Posteriormente ambos diputados se han reunido con el alcalde de Orihuela, Monserrate Guillén, para tratar, entre otras cuestiones, la situación del vertedero de Proambiente y colaborar para esclarecer todas las irregularidades.