Anar directament a les notícies

Compromís reclama a Sanidad que pague la deuda pendiente de los desplazamientos de diálisis

Publicat el en Sanitat i Benestar

La diputada de Compromís Mireia Mollà  ha realizado hoy estas declaraciones después de la reunión mantenida hace unos días con la asociación ALCER, junto al coordinador local, Ignasi Bellido, y el portavoz comarcal, Robert Vilaplana “la Conselleria de Sanidad debe proceder al pago inmediato de la deuda contraída con la asociación de lucha contra las enfermedades del riñón en las comarcas alicantinas, correspondientes al transporte de pacientes con tratamiento de hemodiálisis, así como el conjunto de la deuda que mantiene con la Federación de asociaciones autonómica en los últimos años”.

La diputada de Compromís ha explicado que “los enfermos se desplazan normalmente cada tres días para que les sea practicada la hemodiálisis en una prestación de servicios que realiza la asociación otorgada por la administración autonómica, pero que no está cobrando desde principios del año 2012, con el consiguiente perjuicio a los profesionales que mantienen acuerdos con Alcer para la realización de este servicio de transporte y los propios enfermos que se desplazan con su vehículo”
Además, Mollà ha destacado que “Alicante no cuenta con un centro de diálisis infantil y por lo tanto, los niños que necesitan de este tratamiento tienen que desplazarse hasta el Hospital La Fe de Valencia”.
La diputada ha asegurado a la vez que “en la reunión mantenida con la asociación, al igual que nos pasa en otros encuentros con profesionales, usuarios, y asociaciones, la gran preocupación que nos muestran estriba en las consecuencias para la sanidad valenciana, que ha de ser de pública, universal y de calidad, ante los planes de la Generalitat Valenciana de impulsar un nuevo modelo sanitario valenciano que prime la rentabilidad privada por encima de los valores antes anunciados. Un modelo, -como ha comentado la diputada, hace años que se está poniendo en marcha en nuestra autonomía y que se ha demostrado un fracaso tanto en el servicio sanitario que se presta a la ciudadanía, como en la sostenibilidad económica de la sanidad pública valenciana”.
“En definitiva, vemos cómo el Gobierno valenciano con sus impagos está perjudicando gravemente a asociaciones como Alcer Alicante, que llevan meses sin poder pagar la prestación del servicio de transporte”, ha lamentado Mireia Mollà, que ha señalado también que “las personas con enfermedades del riñón se ven al mismo tiempos afectadas por los recortes que está aplicando la Generalitat en materia sanitaria”.
En este sentido, la diputada de Compromís ha reclamado a la Generalitat que “abone las deudas pendientes y que garantice que estos pacientes van a recibir unos servicios gratuitos y de calidad”.