Anar directament a les notícies

Sebastià denunciará en Bruselas la contaminación del Gállego por lindano

Publicat el en En castellano

El eurodiputado de Primavera Europea, Jordi Sebastià, ha visitado Villanueva de Gállego junto al presidente de la Chunta Aragonesista (CHA), José Luis Soro, y otros representantes orgánicos y políticos locales como Juan Martín, Ángela Labordeta, Chuaquín Bernal o, Joaquín Palacín para conocer in situ testimonios de personas afectadas y su situación después de que la CHA denunciara la contaminación de agua de boca por lindano.

Para Sebastià la situación es “una emergencia en materia de salud”, por lo que “Europa debería destinar parte de los fondos que tiene previstos para estas causas”. Por ello, Sebastià que defiende las iniciativas del CHA en Europa, ha anunciado que ya se ha registrado una iniciativa dirigida a la Comisión Europea en la que se pregunta por la información con la que cuentan sobre el tema y en la que se pide que se destinen fondos europeos para garantizar el abastecimiento de agua de boca con garantías.

El eurodiputado de Primavera Europea ha coincidido con José Luis Soro en “la irresponsabilidad que supone que el Gobierno de Aragón siga enfocando este tema hacia lo medioambiental, que también, cuando es una cuestión de salud pública” – en palabras de Soro quien también considera – “prioritario que se determinen las causas para saber a qué situación nos enfrentamos y qué antecedentes hay que valorar”.

Durante su visita ha podido conversar con vecinos afectados que le han trasmitido la preocupación que existe. Más allá del agua de boca, preocupa qué pasa con el agua que se usa para el aseo personal, para cocinar, para lavar… también cómo afecta a las empresas de alimentación y elaborados y a la producción en las huertas y granjas.

Por otro lado, Jordi Sebastià señala que “Europa debe investigar qué ha pasado y cómo se ha llegado a esta situación para garantizar que no vuelva a producirse y para depurar responsabilidades si es necesario y que ponga las medidas políticas y económicas que sean necesarias”, y lamenta que “hasta la fecha ni las propias personas afectadas cuenten con la información clara y transparente sobre lo que está ocurriendo”.