Anar directament a les notícies

El TSJ obliga al Consell a entregar a Compromís las facturas de caja fija desde 2006

Publicat el en En castellano

 

  • Oltra:“La caja fija de la Generalitat son las ‘tarjetas black’ del gobierno del PP”

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha dictaminado en una sentencia que la Conselleria de Hacienda y Administración Pública debe facilitar a Compromís las facturas y justificantes de gastos hechos a cargo de la caja fija de la Generalitat desde el año 2006.

El tribunal considera que esa denegación es contraria a la Constitución y declara que la Generalitat está obligada a facilitar la información en los términos solicitados, al tiempo que le impone las costas del proceso.

La sentencia de la sección quinta de la sala de lo Contencioso Administrativo del TSJCV explica que la portavoz adjunta de la coalición, Mònica Oltra, presentó un recurso contra la denegación por parte del Consell, en julio de 2013, de las facturas y justificantes de gastos realizados a cargo de partidas de caja fija de la Generalitat desde 2006.

La Generalitat sostenía que su respuesta no había sido negativa, sino que pedía que se concretara la naturaleza del gasto que se requería y su ámbito temporal, y consideraba que por el volumen y la dispersión de las facturas haría falta “un trabajo y número de personas que supondría dejación de funciones, que repercutiría en el funcionamiento normal de los servicios”.

En esta misma línea, el ministerio fiscal consideraba que no se ha producido una vulneración de derechos fundamentales por lo que entendía que debía desestimarse la demanda por ser ajustada a derecho la respuesta del Consell solicitando “concreción” en cuanto a las facturas y por tratarse de una petición “ambigua y difusa”.

Sin embargo, el TSJCV señala que el “ingente” número de facturas solicitadas por la diputada de Compormís “constan registradas en los sistemas informáticos” del Consell, lo que implica “la posibilidad de soporte informático” para facilitar estos documentos, sin necesidad de “un gran número de funcionarios durante un gran número de horas dedicados a ello”.

Asimismo, añade que el hecho de estar registradas informáticamente y abarcar la petición a todas las facturas correspondientes al período de tiempo señalado y de todas las Consellerias “hace innecesaria labor de selección alguna, simplificando la búsqueda”.

El TSJCV señala que la respuesta de la Generalitat “no es sino una negativa encubierta”, y afirma que, aunque es “legítimo el argumento de la dificultad que esgrime, es a la misma a quien corresponde proponer soluciones a dicha dificultad”.

Oltra, en declaraciones a los medios de comunicación ha asegurado que esta sentencia supone “un triunfo de la democracia, del trabajo, de la perseverancia durante años de un grupo como Compromís que apostó por atacar las causa de la corrupción”, que considera que son “la opacidad y la falta de transparencia”.

La parlamentaria de Compromís ha manifestado que la caja fija es un “cajón de sastre, incontrolado e incontrolable”, donde se han cargado “compras en supermercados de la comida de altos cargos, la ñora del president, el puchero, las flores”, pagadas con el dinero de los contribuyentes. A su juicio, la caja fija son “las ‘tarjetas black'” de la Generalitat.