Anar directament a les notícies

Ferrer: “Hay que proteger a las personas y al medio ambiente ante los riesgos de la contaminación hormonal”

Publicat el en En castellano

La diputada y portavoz de Compromís en la Comisión de Medio Ambiente de las Corts, Graciela Ferrer, ha presentado una proposición no de ley basada en una campaña de diferentes colectivos de la sociedad civil, para instar al Consell a aprobar, en el plazo de un año, un plan para reducir la exposición de la población y del medio ambiente a contaminantes, como el glifosato o los bisfenoles, cuyos efectos están asociados a enfermedades metabólicas, reproductivas o inmunológicas, según consta en un estudio reciente de la Organización Mundial para la Salud (OMS).

Según ha explicado Ferrer, “hay que proteger a las personas y al medio ambiente frente a los riesgos de la contaminación hormonal. Estos contaminantes, conocidos como alteradores hormonales o disruptores endocrinos, son sustancias químicas capaces de alterar el funcionamiento normal del sistema hormonal, provocando un grave riesgo sobre la salud de las personas y la fauna silvestre, puesto que además de los efectos directos en la salud humana, estos contaminantes también tienen efectos negativos sobre el medio ambiente”.

“Desde Compromís consideramos que la administración autonómica tiene un papel fundamental en la implantación de medidas que reduzcan la exposición de las personas y los seres vivos a estos contaminantes, defendiendo la preeminencia del interés general ante los intereses privados de empresas y multinacionales productoras y comercializadoras de este tipo de sustancias químicas, plaguicidas y pesticidas”.

“De ahí la necesidad de que se elabore un plan para aminorar los riesgos de los contaminantes mencionados con medidas como mejorar la información al alcance de los ciudadanos y los profesionales sobre este tema; evitar el uso del glifosato en los parques y espacios públicos; fomentar el consumo de alimentos libres de estas sustancias químicas; o, en escuelas infantiles, comedores escolares, residencias para personas mayores y para personas dependientes, y centros hospitalarios, evitar el uso de recipientes para contener, cocinar, calentar o comer que contengan los bisfenoles”, ha explicado.

“Y también es fundamental que desde el Consell se instr al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; y al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio ambiente, a la adopción de políticas que contribuyan a reducir la exposición de la población y el medio ambiente a estos contaminantes, así como a defender ante las instituciones europeas la prohibición urgente de este tipo de sustancias”, ha concluido la diputada Graciela Ferrer.