Anar directament a les notícies

Compromís exige al gobierno central la licitación del Tren de la Costa durante el periodo 2016-2017

Publicat el en En castellano

El grupo parlamentario Compromís ha presentado una proposición no de ley en Les Corts para instar al Consell a que exija al Gobierno Central que se presupueste el Tren de la Costa que debe unir el tramo desaparecido en 1974 entre Gandia y Denia, y este con Alicante y qué se comprometa a su licitación durante el período 2016-2017.

Desde Compromís también se exige que esta infraestructura ferroviaria se realice como un verdadero tren de cercanías, con varias paradas en cada comarca que sirva de transporte intra e intercomarcal eficiente, y no un tren de alta velocidad sólo para los destinos más turísticas.

Según ha señalado el diputado de Compromís, Josep Nadal, “después de 42 años de reclamaciones por parte de los ayuntamientos de la Marina Alta y de la Safor para que se reabra la línea, para que desde la Marina se pudiera llegar a Valencia ciudad y los pueblos y ciudades de la comarca vecina, continúan sin ninguna esperanza después de la publicación del estudio informativo publicado por fomento que desestima la inversión”.

“Además de la línea cerrada la conexión de Dénia con Alicante también hay que revisarla, ya que se lleva a cabo por un tren sin electrificar y deficiente que, en Benidorm, en la Marina Baixa, continúa con un tranvía hacia el sur hasta llegar a la ciudad de Alicante, haciendo de este trayecto un viaje de más de 3 horas”.

Para Nadal “es un insulto hacia los vecinos y vecinas de la Marina que ayer el PPCV, con su presidenta al frente Isabel Bonig, realizara un acto político en la estación de Benissa para hablar de infraestructuras ferroviarias y obviaran descaradamente hablar de la necesidad del tramo entre Gandia y Dénia y del Tren de la Costa en general, la infraestructura más básica y necesaria”.

“¿A qué vino ayer Bonig? -se pregunta el diputado de Pego- Parece una burla excesiva que mientras el gobierno central en manos del PP se ríe en nuestra cara con un informe infame para justificar la negativa a construir el Tren de la Costa, Bonig obvie la marginación que sufrimos e intente dar lecciones sobre infraestructuras. La falta de reivindicación del PPCV en este tema es una traición al pueblo valenciano”.

Concretamente desde Compromís se critica que el último estudio publicado por el ministerio sobre el tren de la costa, que uniría el tramo Gandia-Denia y Denia-Alicante, se ha elaborado por TRN Ingeniería, una empresa acostumbrada a hacer estudios de trenes de larga distancia y de alta velocidad.

Es por ello que el estudio proyecta un tren de altas prestaciones y alta velocidad que, entre las estaciones de Gandía y Alicante, sólo prevé tres paradas (Oliva, Denia y Benidorm) contraviniendo todas las reivindicaciones que, desde todos los sectores de la sociedad de las cuatro comarcas implicadas (Safor, Marina Alta, Marina Baja y Alacantí), se han ido reclamando históricamente, es decir, un tren de cercanías que sirva de transporte eficiente entre los diferentes pueblos de las cuatro comarcas y que sirva para unirlas a las dos grandes ciudades valencianas.

Según Nadal “hay que tener en cuenta que la zona sobre la que se proyecta el Tren de la Costa es una de las más densamente pobladas y con más atractivo turístico del País Valenciano, lo que hace, de esta zona, una de las más idóneas para dotarla de un tren de cercanías que realmente vertebre el territorio y facilite a su ciudadanía y al turismo unos tiempos de viaje competitivos”.

Así la alternativa al uso del tren para todas las personas de las dos Marinas y la Safor es la Autopista AP-7 de pago o la N-332 que atraviesa algunos de los tramos con mayor concentración de accidentes.

Finalmente el diputado de Compromís ha señalado que “también es importante que enmarcamos esta reivindicación del Tren de la Costa en el contexto de infrafinanciación autonómico y de deuda histórica que sufrimos y que se suma al incumplimiento del Plan de Cercanías, firmado por el Consell y el Gobierno Central en 2010, con un presupuesto de 3.400 millones de euros, del que no se ha ejecutado ninguna obra”.