Anar directament a les notícies

El Contencioso-Administrativo admite el recurso de Compromís contra las subvenciones a dedo de la Diputación de Alicante

Publicat el en En castellano

La Diputación de Alicante tiene 20 días para remitir al juzgado de lo Contencioso-Administrativo Número 4 de Alicante el expediente administrativo recurrido por Compromís y referente a la subvención a dedo concedida por el equipo de Gobierno a uno de sus vicepresidentes, Alejandro Morant, para la construcción de un pabellón deportivo por valor de 700.000 en el pueblo del que es alcalde, Busot.

La petición del juzgado es el resultado del escrito de demanda interpuesto por la coalición en su lucha contra las subvenciones a dedo en la institución provincial, las cuales son concedidas por el equipo de gobierno del PP evitando la concurrencia pública y sin estar ligadas a hechos extraordinarios o asociadas a un gasto especial, entre varios factores con los que se podría estar vulnerando la ley.

Es la primera ocasión en la que un grupo político en la Diputación comienza una iniciativa semejante. Con ella Compromís pretende obtener una resolución contraria al modo en que el PP gestiona este tipo de ayudas, siempre con un carácter electoralista, y que la sentencia marque un patrón de comportamiento en una Diputación desacreditada en cuanto a la gestión del dinero público se refiere.

La subvención en cuestión otorga una eminencia al ayuntamiento gobernado por el vicepresidente Morant que discrimina a la gran mayoría de municipios de las comarcas alicantinas: Busot queda eximido del 100% del pago de la obra, mientras que el resto de municipios que concurrieron a las convocatorias públicas para los planes de obras y servicios de la Diputación habrán de pagar altos porcentajes del coste total. Es más, estos ayuntamientos que acudieron al concurso público y obtuvieron una subvención deberán estar entre dos y cuatro años para reclamar subvención de cualquier tipo, situación que no afecta  a Busot.

La de Busot  (770.000 euros) es una de las cuatro ayudas nominativas otorgadas por el equipo de gobierno a un diputado suyo en los últimos meses. Las otras son para La Nucía (1,1 millones de euros €), Mutxamel (1,2 mil) y Calp, donde es alcalde el presidente de la Diputación, César Sánchez, y que recibirá 2,2 millones de euros (la inversión más alta en toda la legislatura) para realizar una obra competencia del Estado sobre terrenos que son propiedad de su  suegra. Todas ellas hipotecan el presupuesto anual actual y futuro. Las obras estarán inauguradas en los meses previos a las elecciones del 2019.