Anar directament a les notícies

La oposición abandona el pleno después del boicot del PP para debatir la rectificación de las nominativas a los vicepresidentes

Publicat el en En castellano

Compromís denuncia que la Diputación de Alicante está gestionada por un partido instalado en la desobediencia. El Partido Popular y el tránsfuga de la institución provincial han impuesto nuevos criterios de votación en los plenos para no debatir la propuesta de Compromís para aprobar una modificación presupuestaria que excluya del Presupuesto General 2018 las subvenciones nominativas, puestas en cuestión por los tribunales.

César Sánchez y Carlos Castillo han llevado a su grupo a la desobediencia de los servicios técnicos de la Diputación al volver a votar un punto que ya se había votado, interpretando la ley a su interés. Han puenteado a la secretaria institucional al cuestionar en medio del pleno un orden del día comunicado a las 11.30 por ella a todos los grupos y presentada debidamente por registro de entrada. Y lo que es más grave, lo han hecho después de haber votado la aceptación del mismo orden, incluida la urgencia de las mociones.

El Partido Popular ha intentado de esta forma y a la desesperada frenar el debate que Compromìs había propuesto a través de una resolución que pedía retirar las ayudas privilegiadas a los vicepresidentes y presidente y otorgarlas dentro de un marco de igualdad con el resto de pueblos. Estos municipios han recibido dichas ayudas sin necesidad de hacer aportación municipal y de renunciar a otros planes de obras y servicios durante 4 años, como sí que se exige al resto de pueblos de Alicante.

“La secretaria no sabía dónde mirar. Hoy curiosamente no la han dejado hablar para explicar la ley como siempre hace. Hemos escuchado a un diputado gritar ‘hacemos lo que queremos’. Carlos Castillo ha querido sustituir a la secretaria e imponer un orden día propio, a su interés. Ha sido el pleno más extravagante de toda la legislatura”, ha manifestado el diputado José Manuel Penalva.

“Hoy César Sánchez ha evidenciado que no está a la altura y ha tocado fondo, no sólo no ha rectificado después de la suspensión cautelar del juzgado contra sus ayudas a dedo, sino que ha intentado de forma antidemocrática y contra el criterio de la secretaria que no se debatiera el punto en el pleno, ya no engaña a nadie”, ha destacado el portavoz de Compromís Gerard Fullana.

La comparación con las nominativas de Valencia

“Estamos hartos de sentir que el que hacen ellos se hace en el resto de administraciones. Es una canción que ya hemos escuchado con la corrupción”, ha continuado Fullana. “En la Diputación de Valencia las nominativas van camino de la extinción. En los presupuestos de 2018 están prácticamente desaparecidas. Las que son de uso discrecional tienen unas acotaciones con máximos por ayuda que no superan los 75.000 euros y están sujetas a criterios objetivos. Una parte además queda garantizada para ayudas a asociaciones e instituciones sin ánimo de lucro. Son totalmente diferentes a las de César Sánchez”.