Anar directament a les notícies

Compromís pide a Industria modificar el reglamento de explosivos para garantizar el uso de la pólvora en la fiesta de Moros y Cristianos

Publicat el en En castellano

El diputado de Compromís y presidente de la Comisión de Educación y Cultura en las Corts Valencianes, Jesús Pla, ha presentado una propuesta para que el Consell inste al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo a modificar el reglamento de explosivos (RD 130/2017 de 24 de febrero), que ordena el uso de armas de arcabucería en las manifestaciones festeras, para simplificar los trámites para el uso de la pólvora en los actos de arcabucería de la Fiesta de Moros y Cristianos. Además, el diputado y portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, también defenderá esta propuesta en el parlamento del Estado español.

Según Pla, “con esta modificación, que recoge las demandas del mundo festero y de la Unión Nacional de Entidades Festeras (UNDEF),  pedimos que las pirotécnicas que cumplan los requisitos de seguridad exigidos en el reglamento puedan comercializar y fabricar pólvora negra para arcabucería, de forma que se facilite la concurrencia en el mercado de un mayor número de operadores. Esto evitará situaciones como la que hay ahora mismo, donde solo existe una única empresa en todo el Estado que distribuye la pólvora (ALBEX), produciéndose así un monopolio de facto”.

“Es esta exclusividad en el mercado la que ha propiciado la subida de precios que ahoga a las entidades festeras y sus participantes. Y se añade que recientemente esta empresa ha sufrido carencia de suministros, lo que ha hecho encarecer los precios más todavía, cosa que no hubiera ocurrido si hubiera existido una concurrencia de operadores. Hay que decir que desde hace unos meses, los actos de arcabucería de varios municipios, en especial de aquellos que celebran las fiestas de Moros y Cristianos, se han visto perjudicados por la subida excesiva de los precios de la pólvora. Concretamente, el precio este año ha subido de 32 a 48 euros, lo que supone un incremento de un 50% en solo un año y de un 300% en la última década”.

“Somos conscientes de que las disparadas de trabucos en las fiestas de nuestros pueblos forman parte del ADN cultural y festero de valencianos y valencianas, y en algunos casos tiene una antigüedad de más de 300 años. Sin embargo, las dificultades actuales, así como otras relacionadas con el granulado de la pólvora, han impedido que poblaciones como Oliva, Muro de Alcoy, Oriola o Biar no hayan podido celebrar determinados actos fiesteros”.

Además, “desde Compromís también queremos que el cambio en el reglamento sirva para igualar el tiempo permitido de custodia de la pólvora en todas las celebraciones fiesteras, siendo este de 96 horas en todas las poblaciones, independientemente del número de participantes”, ha explicado Pla.

Por su parte, Joan Baldoví ha señalado que “el desconocimiento del gobierno de Rajoy del valor cultural y social de la pirotecnia en las fiestas valencianas provocó que el mercado de la pólvora se convirtiera en un monopolio. Exigimos que se modifique la normativa para facilitar el procedimiento a las entidades festeras y a las empresas pirotécnicas valencianas. El Gobierno del Estado no puede hacer normas que van en contra de una tradición tan arraigada como la de los moros y cristianos, ni del impacto económico que genera en los municipios”.