Anar directament a les notícies

Ferri desvela un informe de la Generalitat que confirma la inutilidad de la sonometría en la ITV

Publicat el en En castellano

Con la prueba de emisiones sonoras el gobierno del PP ha regalado en los últimos diez años 150 millones de euros a las empresas que gestionan las ITV.

El portavoz adjunto de Compromís, Fran Ferri, ha desvelado hoy un informe técnico de la Generalitat que establece que la prueba de emisión sonora, que encarece la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), es inútil y se tendría que eliminar.

La prueba de sonometría instaurada por el gobierno del PP en 2004 sólo es obligatoria para los coches matriculados en el territorio valenciano. La existencia de esta prueba ha provocado que los vehículos valencianos no puedan pasar la ITV en estaciones de fuera del País Valenciano, puesto que podrían ser multados aquí al no tener pasada la sonometría. La revisión de las emisiones sonoras ha tenido un precio de unos diez euros hasta abril de 2014 cuando el Consell la bajó hasta los cerca de tres euros. El precio de la sonometría se suma al resto del coste de la ITV, cosa que ha encarecido la inspección obligatoria de vehículos en el territorio valenciano hasta situarnos los últimos años como la autonomía donde más caro ha sido pasarla.

A través de una petición parlamentaria de documentación Ferri ha tenido acceso al Informe Técnico sobre la modificación de tarifas de la Inspección Técnica de Vehículos que el Consell aplicó el pasado mes de abril. En este informe, elaborado por el Servicio de Calidad y Control Industrial, Vehículos y Metrología de la Subdirecció General de Industria, se sugiere la eliminación de la prueba de emisión sonora de las ITV.

La razón, según este informe, para eliminar la sonometria es qué de los estudios realizados “se deduce que la inspección mecánica de la ITV detecta prácticamente la misma cantidad de vehículos defectuosos que la inspección sonora, o dicho de otra forma, la experiencia viene a concluir que los vehículos que presentan anomalías en la emisión sonora, ya son detectados en la previa inspección mecánica”, se indica literalmente en el informe.

Según ha señalado Ferri “se ha denunciado la inutilidad de la sonometría desde su instauración, pero por primera vez la misma Generalitat reconoce, en este informe, que en los últimos diez años se ha regalado 150 millones de euros a las empresas que gestionan las ITV que hemos pagado los valencianos y valencianas”.

En la comisión de Medio ambiente de Les Corts de mañana, Ferri preguntará a la consellera Bonig los motivos por los cuales no se ha eliminado la prueba de sonometría de la ITV en contra de lo que proponen los informes técnicos. “Queremos saber también porque se instauró una prueba de emisión sonora en la ITV sin ningún informe técnico que lo avalara y porque ahora, con este informe en la mano, el Consell se limita a rebajar el precio de la sonometría en vez de eliminarla”.

“Cada vez hay más pruebas que indican que lo que ha habido detrás de la instauración de la prueba de sonometría ha sido la intención del Consell de beneficiar al máximo a las concesionarias de las ITV. Estamos ante otro negocio millonario para unos pocos que los valencianos hemos pagando muy caro y que ha perjudicado gravemente la competitividad de sectores como el del transporte, una estafa que el gobierno del PP no está dispuesto a cortar de una vez”, ha concluido el diputado de Compromís.