Anar directament a les notícies

Compromís lamenta que el PP niegue el cambio de potencia eléctrica a las empresas del sector agroalimentario

Publicat el en En castellano

El PP volvió ayer a hacer valer su mayoría absoluta en la Comisión de Industria del Congreso de los Diputados para perjudicar al sector agrario y productivo valenciano, votando en contra de una proposición no de ley presentada por el parlamentario de Compromís, Joan Baldoví. En su propuesta, Baldoví pedía al Gobierno central una modificación del Real Decreto, por el cual las industrias agrícolas pueden hacer dos cambios de la potencia eléctrica contratada a lo largo del año y no como ahora, que están obligadas a tener la misma potencia, a pesar que sólo funcionen entre 6 y 7 meses al año.

Según Baldoví, “nuevamente, el Partido Popular se pone en contra de nuestras cooperativas, de nuestras empresas, de nuestros almacenes de fruta y se pone del lado del oligopolio eléctrico y no del tejido productivo valenciano. No tiene sentido que una almazara como la de la Jana, por ejemplo, tenga que pagar 1.000 euros al mes para estar sin actividad, es injusto y perjudica a todos sus usuarios, pero claro, beneficia a los de siempre, los que benefician también a los de siempre con sus puertas giratorias”.

El diputado de Compromís criticó en la comisión de Industria de ayer que no se entendía cómo el Gobierno central “obliga a las cooperativas, a los almacenes a que tengan durante todo el año contratada la potencia eléctrica máxima, cuando una gran parte del año no la necesitan y, por lo tanto, estamos obligando a estas empresas, a almacenes, a almazaras, a cooperativas a sumar unos costes de producción absolutamente inútiles, estériles, por lo tanto, no entendemos como el PP no apoya a una medida de Compromís que consideramos razonable y que beneficiaría nuestro tejido productivo, especialmente al sector agrario, que es un sector muy redistributivo y que afecta a tantas y tantas familias”.

Según Baldoví, “no pedíamos una cosa extraña, porque esto era posible hasta que modificaron el Real Decreto 1164/2001, y al evitar que se pueda modificar la potencia contratada por empresas agrícolas, almacenes, cooperativas, bodegas, *almazaras y demás, lo que se está haciendo por parte del gobierno y por parte del PP es un gran embudo por el cual hacen pasar a todos, obligan a pagar a todos para beneficiar a un oligopolio de los de siempre, que al año ganan más de 6.000 millones de euros pero que condenan seriamente la supervivencia de la agricultura y de la vida a nuestros pueblos del interior”.