Anar directament a les notícies

Compromís recuerda que el Consell tuvo la oportunidad de dialogar con los comerciantes sobre Ikea y no lo hizo

Publicat el en En castellano

La diputada de Compromís Mireia Mollà ha asegurado hoy que “hay que recordar que el Gobierno valenciano tenía en su mano dialogar con los comerciantes, especialmente cuando la Dirección General de Comercio realizó el informe para avalar la Actuación Territorial Estratégica, pero no se dignaron a hacerlo”.

Mollà ha indicado que “después de realizarse este informe, desde nuestro grupo parlamentario realizamos una pregunta parlamentaria para que el Consell explicara por qué no se había tenido en cuenta la opinión de los pequeños y medianos comerciantes de Alicante en este documento y desde la Generalitat se apuntó que se habían recogido las cuestiones que marca la normativa y que se mantenía un diálogo con el Observatorio del Comercio”.

“En este sentido, la falta de concreción de la respuesta del Gobierno valenciano dejaba claro que no habían tenido la voluntad de reunirse con los comerciantes de Alicante y las declaraciones del actual alcalde, Miguel Valor, diciendo que se iba a reunir con los comerciantes para fijar su postura sobre el tema, evidencia también que este diálogo no se había llevado a cabo antes”, ha destacado.

Por lo tanto, la diputada de Compromís ha indicado que “no nos vale que ahora la consellera de Infraestructuras, Isabel Bonig, diga que el Gobierno valenciano no puede hacer nada al respecto, ya que tenía en su mano haber escuchado a los comerciantes y haber recogido su parecer, como mínimo, en los informes para la tramitación”.

A la vez, el candidato a la Alcaldía de Alicante, Natxo Bellido, ha resaltado que “el PP trata ahora de no asumir su responsabilidad en este asunto, cuando la realidad es que han mostrado siempre su connivencia con la instalación del centro comercial anexo a Ikea”.

“Ante esta situación, desde Compromís, que nos reunimos la pasada semana con el colectivo de Comerciantes por Alicante, volvemos a reivindicar el comercio de proximidad como un sector estratégico y la retirada de la ATE de Ikea, para que el proceso vuelva a ponerse en marcha teniendo en cuenta cómo afectaría al pequeño y mediano comercio la llegada de esta gran superficie comercial anexo”, ha concluido.