Anar directament a les notícies

Compromís quiere impedir el ‘fracking’ en el territorio valenciano por la vía legal

Publicat el en En castellano

El portavoz adjunto de Compromís en las Corts, Juan Ponce, ha presentado una proposición no de ley de urgencia para instar el Consell a desarrollar y aprobar legislación que proteja de forma efectiva el territorio valenciano de la técnica del ‘fracking’ y otras similares.

Según Ponce, “la protección del medio ambiente es una competencia que queda asumida en nuestro Estatuto de Autonomía para poder legislar contra el ‘fracking’. Es urgente tomar medidas, porque estando contrastados sus efectos sobre la salud en otros territorios, se han solicitado proyectos que suponen una amenaza para las comarcas del norte de Castelló y del Alt Vinalopó en Alicante. Actuaciones que pueden afectar de manera directa a todo el acuífero del Maestrat, en Castelló, y a la salud y la vida de las personas y los ecosistemas”.

“Los riesgos de esta técnica de extracción de hidrocarburos, que consiste en inyectar a alta presión millones de litros de agua, arena y centenares de sustancias químicas, para romper la roca y obtenerlos, ya los dio a conocer la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo en un informe de 2011, donde cuestionaba que esta práctica tuviera que ser permitida. Hay que decir que las empresas que utilizan las técnicas de fractura hidráulica no permiten conocer la composición exacta del ‘cóctel’ que gastan”.

“Y el Gobierno del PP, sabiendo de la existencia de informes que alertaban de los riesgos del ‘fracking’, nunca hizo nada en contra, a pesar de todas las iniciativas que Compromís presentó durante la anterior legislatura. Nuestro grupo parlamentario lleva desde entonces trabajando por conseguir que se evite el ‘fracking’ y que se proteja la salud de las personas y de los ecosistemas. Pero ahora, con el cambio de gobierno y las nuevas políticas medioambientales surgidas del Acuerdo del Botánico, ya se puede ver la luz al final del túnel”, ha añadido Ponce.

“El ‘fracking’ significa la continuidad del modelo energético agotado y altamente contaminante de los combustibles fósiles, que pone en riesgo el futuro del planeta y que ignora las consecuencias del cambio climático. Desde Compromís siempre hemos apostado por un modelo energético sostenible, el de las energías limpias y renovables, que generan empleo más estable y de mayor calidad, y que permiten luchar contra el cambio climático. Un modelo, el de las renovables donde, evidentemente, el ‘fracking’ no tiene cabida”, ha concluido Juan Ponce.