Anar directament a les notícies

Compromís, PSPV y Podemos exigen a Fomento que no cierre el centro de conservación de carreteras de Riba-roja de Túria

Publicat el en En castellano

La diputada del PSPV, Sandra Martín; la diputada de Compromís, Belén Bachero; y el diputado de Podemos, César Jiménez, han presentado en las Corts Valencianes una propuesta conjunta para exigir al Ministerio de Fomento “que no cierre el centro de conservación de carreteras V-2 de la autovía A-3, ubicado en el término de Riba-roja de Túria. Un cierre que es consecuencia de la aplicación del Plan de Reordenación y Mantenimiento de Carreteras del Ministerio”, han explicado.

Según los portavoces de Compromís, PSPV y Podemos en la Comisión de Obras Públicas, Infraestructuras y Transportes del parlamento valenciano, “estamos hablando de la destrucción de 20 puestos de trabajo en caso de que el centro V-2 cierre. Actualmente esta base tiene un equipo de 35 trabajadores y trabajadoras, y de producirse el traspaso de funciones del V-2 al centro V-6 no se contaría con toda la plantilla de la base de Riba-roja de Túria”.

“Por esta razón, es imprescindible, y así lo solicitamos, que en el Plan de Reordenación de Carreteras del Ministerio de Fomento se garantice el mantenimiento de la totalidad de los actuales 35 puestos de trabajo que hay en el centro del sector V-2”.

Este centro, con una inversión de más de un millón de euros, se creó el 4 de marzo de 2003 para poder atender mejor las deficiencias de la autovía A-3, que sólo contaba con el centro del sector V-6 para atender incidencias en una vía que ha incrementado los usuarios después de 20 años.

Además, “el tramo con más tránsito es el de Chiva-Valencia, y es el que exige más recursos con un 60% más de incidencias en el sector V-2 que en el V-6, siendo los dos sectores los adjudicados para el mantenimiento del A-3 en la Comunidad Valenciana”, han añadido los portavoces de Infraestructuras de PSPV, Compromís y Podemos.

“Clausurar el centro V-2 y fusionarlo con el V-6 supondrá, además de la pérdida de puestos de trabajo, un empeoramiento evidente en el servicio actual de mantenimiento y conservación de la A-3, puesto que con menos personal y sólo con un único centro se tendrá que dar cobertura a más número de kilómetros de vía, cuando hoy por hoy y según los informes técnicos existentes se aconseja mantener abierto el V-2”.

“Por todo ello, el Plan de Reordenación, además de garantizar los puestos de trabajo actuales del centro V-2, también tiene que incluir la mejora de la seguridad vial, aumentando y no reduciendo los recursos para mejorar el estado de las carreteras en la Comunidad Valenciana”, han concluido los portavoces de Compromís, PSPV y Podemos de la Comisión de Infraestructuras en las Corts.