Anar directament a les notícies

El Consell exige en Bruselas que se incluya la remodelación de la red arterial de Valencia y el análisis del tráfico metropolitano y urbano

Publicat el en En castellano

El secretario autonómico de la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, Josep Vicent Boira, ha intervenido hoy en el VIII Fórum Europeo del Corredor Mediterráneo para exigir que se incluya “de manera detallada la operación de remodelación de la red ferroviaria de Valencia y el análisis y consideraciones relacionadas con el tráfico metropolitano y urbano en el área de Valencia”.

La Generalitat ha defendido que “es imprescindible que la reordenación ferroviaria de la ciudad de Valencia -que quedó establecida mediante acuerdo firmado entre todas las administraciones en 2003- figure en la lista de proyectos del Corredor Mediterráneo y en concreto en el apartado de nodos urbanos”. Mañana se prevé la intervención del Ministerio en el Fórum y desde la Generalitat esperan que se prouncie al respecto.

Durante su intervención, Boira ha alertado de que “la ciudad de Valencia y su área metropolitana ejemplifica un caso claro de cuello de botella (bottleneck) en el contexto europeo y que se halla en el cruce del corredor mediterráneo con las lineas hacia Madrid y el Cantábrico”. Por ello, desde el gobierno valenciano consideran “crucial” para el futuro del Corredor Mediterráneo “la articulación de una nueva red ferroviaria que permita una conexión adecuada en las distintas direcciones tanto de transporte de cercanías, largas y media distancias y mercancías”.

Boira ha apuntado que “es necesario sumar esfuerzos de todas las instituciones para que en breve comiencen las obras del túnel pasante y la nueva estación central de Valencia y el soterramiento de las vías a su paso por Serrería”. “Esto permitiría, el paso del corredor mediterráneo hacia el sur y el puerto de Valencia y lo que es fundamental, mejorar los servicios de cercanías que diariamente usan los valencianos y creara una conetividad de media y larga distancia que permitiría ahorros considerables en las conexiones con Alicante, Castellón y Barcelona”, añade el texto.

Intervención en el Fórum

En este Fórum Europeo sobre el Corredor dedicado a los nodos urbanos, Boira ha señalado “la complejidad de gestión de la superposición de redes (general y metropolitana) junto al desarrollo de las infraestructuras asociadas al puerto de Valencia ha sido y es una característica histórica de este nodo, conformando un cuello de botella paradigmático en el conjunto de las ciudades europeas”.

De hecho, ha denunciado que entre Sagunt y Valencia sólo habrá dos líneas para hacer frente a más de 100 viajes al día para cinco diferentes tipos de tráfico y en diferentes velocidades. Para Boira, “es un claro ejemplo de un cuello de botella. Ningún otro nodo en el Corredor Mediterráneo tiene sólo dos líneas de ferrocarril para acceder a un importante puerto, ferrocarril o hub industrial, tales como la ciudad de Valencia y su área urbana”.

Asimismo, el secretario autonómico ha lamentado que no se haga ninguna referencia a estos proyectos en el apartado dedicado al nodo urbano de Valencia cuando sí hay una referencia precisa a operaciones semejantes, con túnel pasante y reordenación de red arterial en otras ciudades españolas, como por ejemplo Madrid. E incluso en otras ciudades europeas como Marsella, Turín y Lyon. En algunos casos, sin fecha de inicio, pero figuran en el cuadro de operaciones asociadas a las operaciones de nodos urbanos de las ciudades pertenecientes al Corredor Mediterráneo”.

Por ello, ha continuado el secretario autonómico- “el acuerdo firmado en 2003 con el gobierno central de España preveía una reordenación completa de la red general, pero también de la red de transporte urbano y metropolitano de la ciudad y de su área, que alcanza casi los dos millones de personas”.

Por ultimo, Josep Vicent Boira ha destacado que “es preciso tener en cuenta que la ciudad de Valencia se caracteriza por su alta densidad y un grado de compacidad elevado, de los más altos de las ciudades grandes españolas, en compañía de Barcelona. Otras ciudades españolas, como Sevilla y Madrid, no sufren este problema con la misma intensidad, debido a su menor densidad y compacidad. Es urgente resolver pues el cuello de botella que se produce en la ciudad de Valencia y que afecta a la viabilidad de todo el corredor”.