Anar directament a les notícies

Compromís presenta el Pla Objetiva en un marco de gran consenso en Alicante

Publicat el en En castellano

La coalición pide un gran acuerdo en beneficio de ciudadanos, pueblos y empresas de Alicante para que nunca más las subvenciones a la Diputación estén teledirigidas de forma clientelar.

Alcaldes de más de 20 municipios, miembros destacados del Gobierno valenciano como el conseller Vicent Marzà y representantes de las principales organizaciones sociales y empresariales acudieron ayer con expectación a la presentación del Pla Objetiva, una extensa y completa propuesta sin precedentes en la institución alicantina que pretende facilitar la autonomía y la justicia en las inversiones de la Diputación en el marco del presupuesto 2017.

El primer año el plan prevé una inversión de 35 millones de euros que se repartirían teniendo en cuenta parámetros poblacionales, de superficie municipal, de coste de prestación de servicios obligatorios y no obligatorios, de la existencia de pedanías, del pacto de políticas sostenibles de alcaldes y de la responsabilidad social. Compromís ha cuestionado que la Diputación se haya convertido en un gigante con pies de barro que invierte menos del 50% de su presupuesto en los pueblos.

Éxito de concurrencia en el acto de presentación del ambicioso Plan Objetiva en Alicante. Si el objetivo era aglutinar alrededor de un idea de consenso la petición de un acuerdo regeneracional y por la transparencia en el reparto de recursos de la Diputación de Alicante, el examen lo ha aprobado el grupo Compromís en la Diputación con nota. Nunca antes una representación tan ancha de la sociedad alicantina se había reunido para reflexionar sobre la necesidad de un cambio en el reparto de fondos de la Diputación de Alicante.

“Cada uno de los presentes tenemos una idea sobre las Diputaciones, pero he constatado en las docenas de contactos que hemos mantenido estas semanas con diferentes actores que si algo une a todo el mundo aquí es la de potenciar una administración ágil que reparta de forma justa y rápida la inversión a los pueblos, especialmente los de menor población. Consolidamos lo que nos une y después discutiremos aquello que nos separa”, ha explicado Fullana a primeros de su intervención, avanzando el tono técnico y conciliador del acto.

A la vez ha reconocido que “hasta el último minuto hemos intentado que esté algún diputado hoy del PP en el acto, para escuchar, para dialogar, y no ha sido posible, esperamos que rectifiquen”. Representantes del resto de partidos con representación a la Diputación sí que han asistido, y por parte del PSPV ha estado presente el alcalde de Xàbia y portavoz de la Diputación, José Chulvi.

Al acto han asistido alcaldes y regidores de más de 30 ayuntamientos, además de diversas organizaciones sociales o empresariales como Cepyme, Ineca, FOPA, Vectalia, Hidraqua y otros empresarios de ámbito local. Desde la Generalitat miembros destacados del Gobierno valenciano como el conseller Vicent Marzà también han querido apoyar al proyecto.

Soni Tirado, concejal del Ayuntamiento de Alicante y que ejercía de anfitriona en la Agencia de Desarrollo Local, abrió el acto con una bienvenida que dejaba claro el tono municipalista que enmarcaba la tarde. A continuación, ha intervenido la vicepresidenta de la Diputación de Valencia, Maria Josep Amigó, quien ha destacado la voluntad de la institución para avanzar en la línea que ya està aplicandose desde hace semanas en las comarcas de Valencia.

Los diputados de Compromís en la Diputación de Alicante Gerard Fullana, Jose Manuel Penalva y Lluís Pastor han desgranado los detalles del plan y han coincidido en destacar el profundo carácter arbitrario de las subvenciones de una institución convertida en “un gigante con pies de barro que invierte menos del 50% de su presupuesto en los pueblos”.

Jose Manuel Penalva, que ha sido el diputado encargado de la coordinación técnica del plan, ha destacado que “que estemos hoy aquí haciendo propuestas concretas en positivo es una declaración de intenciones, tenemos proyecto y tenemos ganas de negociarlo y aplicarlo”.

Finalmente, la teniente alcalde de Elche y diputada portavoz en Las Cortes, Mireia Mollà, ha sido la encargada de cerrar un acto en el que ha destacado la importancia de poner a los municipios del sur en el centro de atención.

“El plan busca dar sentido a una administración cuestionada por todos los análisis serios que existen y ponerla al servicio real de los municipios. No tan sólo es un plan para los pueblos pequeños, sino que también tiene en cuenta esa parte más pequeña de las ciudades grandes, como son las pedanías. La idea que avanza Compromís desbloquea un debate enquistado en si tenemos que cerrar completamente las diputaciones o dejarlas cómo están. Descartada la segunda opción, cabe andar hacia una transformación de esta administración y determinar su futuro. Este es el camino. Proponemos empezar con pragmatismo y con una idea que bien puede servir más allá de las fronteras valencianas”, ha concluido Mollà.

¿Qué es el Pla Objetiva y de dónde surge?

El Pla Objetiva es una propuesta por la transparencia, la equidad y la autonomía en el reparto de subvenciones de la Diputació de Alicante. Es un proyecto que empezó a andar el pasado mes de noviembre de 2015 con los primeros contactos con los diputados de la Diputación de Valencia. De hecho, el Pla Objetiva es una continuación del plan que ya ha empezado aplicarse hace unas semanas la Diputación de Valencia en el marco de su plan de Obras y Servicios 2016.

En el mes de marzo Compromís ya apostó para proponer un plan de inversión con criterios objetivos con motivo del plan de inversión sostenible a la Diputación de Alicante. Finalmente se negoció por unanimidad un plan con el criterio poblacional para llevar a cabo el reparto. Ese mes de marzo Compromís presentaba esta propuesta como una avanzadilla del Pla Objetiva que ya se confeccionaba entre la Diputación de Valencia y el grupo Compromís en la diputación alicantina.

Ahora, el Pla ha visto la luz definitiva y lo ha hecho con todos los detalles posibles. La propuesta elimina las ayudas nominativas de la Diputación, que suma año tras año millones de euros del presupuesto de la institución. También cambia el sistema perverso de convocatorias de escasa fiabilidad que han hecho posibles centenares de resoluciones teledirigidas que en muchos casos han acabado con sentencia judiciales en contra. En este sentido cada convocatoria obliga los municipios a no tener que fijarse en sus necesidades de inversión sino e las partidas que decide el equipo de gobierno de la Diputación, hecho poco comprensible si comprobamos que los y las regidoras de los pueblos tienen la legitimidad de haber sido elegidos directamente por la ciudadanía a diferencia del gobierno de la Diputación. Cada una de estas convocatorias son coordinadas de forma aislada por el diputado de turno correspondiente, lo que obliga a los representantes de los pueblos a llevar a cabo constantes viajes que se convierten en ruegos interminables. Además, estas convocatorias implican una gestión burocrática constante en los pueblos, la mayoría de veces sin resultado. El BOP demuestra como pueblos en las mismas circunstancias han tenido una suerte inmensamente desigual año tras año.

A esta partida se suma también la inversión conocida como de Obras y Servicios a la Cooperación Municipal, de unos 17 millones de euros. Estos planes acumulan recursos y sentencias que evidencian su carácter arbitrario constante.

En total, si aglutinamos estas inversiones se podría crear una partida de unos 35 millones de euros, la cantidad del Pla Objetiva. Quedan garantizados fondos económicos a la Diputación al margen del Pla Objetiva para asumir las inversiones de carácter provincial, tales como los de carreteras.

Los objetivos del plan Objetiva

A pesar de que el Pla Objetiva en principio tiene como objeto inmediato determinar las ayudas que pueden recibir de la Diputación de Alicante en el marco de la cooperación tal como establece el arte. 32 del TRDL (Real decreto Legislativo 781/1986 de 18 de abril Texto Refundido de las disposiciones legales vigentes en materia de régimen local), el propósito de este Pla tiene un objetivo que trasciende el mero cumplimiento normativo expuesto.

El Pla tiene otros objetivos:
1. Acabar con el proceso rogatorio y clientelar a la hora de otorgar las subvenciones públicas.

2. Transferir de forma llena las decisiones sobre los municipios a sus representantes electos (alcaldes y regidores).

3. Reforzar la autonomía local.

4. Potenciar la responsabilidad social en la contratación

5. Ofrecer un marco estable y transparente en el mundo empresarial de inversión

6. Potenciar la localización de las empresas

7. Reducción de la burocracia y agilització de trámites en la recepción de financiación
municipal

8. Potenciar la rendición de cuentas de los cargos electos elegidos democráticamente y potenciación de la figura técnica en la diputación

El Pla: Distribución y Criterios

El Pla Objetiva se disgrega en dos planes. El primer plan está destinado a aquellos municipios pequeños y medios que no superan los 50 mil habitantes y el segundo plan destinado a los grandes municipios superiores a los 50 mil habitantes.

PRESUPUESTO TOTAL PLA OBJETIVA: 35.000.000,00
PRESUPUESTO MUNICIPIOS < 50.000 HAB. 32.000.000,00 PRESUPUESTO MUNICIPIOS > 50.000 HAB. 3.000.000,00

grafic_pla_objectiva

Valor Fijo por Municipio

Cada municipio recibirá una cantidad fija mínima y todos los ayuntamientos recibirán la misma cantidad

Variable por Población

Este criterio depende del número de habitantes, pero percibiendo per cápita más euros cuanto menor sea el municipio.

Variable por Superficie

La superficie es un elemento a tener en cuenta a la hora de establecer un parámetro objetivo para otorgar inversiones. La mayor superficie del territorio de un municipio influye en las necesidades de infraestructuras del municipio, así como el mantenimiento de caminos, carreteras, zonas arbóreas.

Variable por Pedanías

Esta variable tiene en cuenta el factor de que un municipio tenga varios cascos urbanos consolidados cómo son las pedanías. Este hecho supone una desventaja dado que los costes de los servicios se incrementan por la distancia y los costes fijos. También hay que remarcar que las entidades locales menores tienen condición de pueblo autónomo en el Pla Objetiva.

Variable por Paro

Esta variable que tiene en cuenta la desocupación de cada municipio pone de manifiesto una mayor necesidad de financiación por una menor fuente de ingresos del Ayuntamiento la repercusión de la desocupación es más grande. También es determinando un incremento de la inversión para incidir en aquellos pueblos con elevadas tasas de paro.

Variable por Coste de los Servicios Obligatorios

El Coste Efectivo de los Servicios prestados por los municipios tienen que tener en cuenta en los planes de cooperación de las obras y servicios, según establece el arte 36.2 a) de la Ley de Bases de Régimen Local

Variable por coste efectivo de servicios NO obligatorios

El Coste Efectivo de los Servicios prestados por los municipios tienen que tener en cuenta en los planes de cooperación de las obras y servicios, según establece el arte 36.2 a) de la Ley de Bases de Régimen Local

Variable por pacto de alcaldes

El Pacto de Alcalde para el Clima y la Energía agrupa miles de autoridades locales y regionales con el compromiso voluntario de aplicar en sus territorios los objetivos climáticos y energéticos de la UE

Variable por Responsabilidad Social

En busca de un crecimiento inteligente, sostenible e integrador en el marco de una estrategia de la UE hacia la competitividad empresarial.

El coeficiente democrático

La formula que integra estas variables tiene como finalidad obtener para cada pueblo lo que Compromís ha denominado COEFICIENTE DEMOCRÁTICO. Este porcentaje será exclusivo para cada municipio y servirá como base futura para determinar la distribución de cualquier programa o plan de subvenciones. De este modo, el papel político de la diputación no puede discurrir sobre el Quien sino más bien sobre el Qué, Por qué y Cómo.

Esperamos que, de aprobarse este Pla Objetiva, sea el inicio de un cambio de modelo que supera la rogatòria y el consiguiente clientelisme político que ha sido histórico en los gobiernos de las diputaciones de Alicante y por supuesto tiene que ser ejemplo también para todas las administraciones locales.