Anar directament a les notícies

Josep Vicent Boira: “En Europa hace falta una revolución de las regiones que defienda el Corredor Mediterráneo”

Publicat el en En castellano

El secretario autonómico de la conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración la Generalitat Valenciana, Josep Vicent Boira, ha alertado de la fragilidad de la defensa de los intereses de las comunidades autónomas mediterráneas en Bruselas. “Necesitamos un coordinador para todas nuestras regiones, los tramos entre comunidades están en limbos y no sabemos qué estrategia va a seguir Madrid. ADIF y el Ministerio de Fomento son los principales interesados de que las regiones no tengan voz en Bruselas”, ha considerado Boira.

Durante el acto de creación del primer lobby político y civil defensor de los intereses del corredor mediterráneo andaluz, murciano y alicantino, Boira ha explicado que “en Europa hace falta una cierta revolución de las regiones. Sigue funcionando como un Club de Estados y hemos de requerir más presencia de las regiones o nos quedaremos sin nuestro tramo. Cuando las regiones acudimos a las reuniones en Bruselas nos preguntan nuestra opinión y después nos piden quedarse a solas con el Ministerio de Fomento. No sabemos si las estrategias nos incluyen o no, al final la única región bien representada en Bruselas es la de Madrid”.

El alto cargo valenciano ha explicado que este modus operandi ocurrió en la última reunión del 4 de octubre con él mismo y los representantes de la Generalitat Catalana y la Comunidad Murciana. El alto cargo ha señalado además que a estas reuniones hasta ahora no asistía ningún representante de la Generalitat Valenciana mientras que la reividicación del corredor europeo valenciano encuentra eco desde 1918.

Saturación Alicante-Murcia

Josep Vicent Boira ha considerado “obsoleto” el modelo ferroviario español, que tiene un enfoque radial y con preferencia por la alta velocidad, y no basado en la rentabilidad o la demografía: “No me gustaría estar en la piel de quien vaya a gestionar en 2017 el tramo ferroviario Alicante-Murcia”, ha dicho sobre un tramo que actualmente tiene una saturación del 75% de tráfico.

En la actualidad, según los datos aportados por Boira, este tramo se encuentra entre los cinco espacios ferroviarios más saturados de Europa junto al Valencia-Sagunto, Valencia-Xàtiva o el Tarragona-Valdellós. “La planificación de infraestrucura española no beneficia en nada a nuestro país. Desde 1997 al 2004 la segunda línea con más pasajeros de toda España es la de Alicante-Barcelona. El segundo Ave debería haber estado aquí y hoy sigue siendo una pesadilla llegar de Murcia a Barcelona. Solo se han construido 37 km de vía única desde 1998”.

De acuerdo a los datos de la conselleria, en España, solo el 4% de las mercancias va por tren mientras que en países por ejemplo como Alemania o Austria oscila entre el 30 y 50% de mercancías. “El modelo español es un modelo radial. Hay otros modelos de movilidad. De todos los fondos Feder, el 95% ha ido a la Alta Velocidad, sin criterios de rentabilidad económica y social” ha aseverado Boira.   

Grupo de presión

El encuentro organizado por Compromís Elx ha reunido a cerca de una treintenta de cargos políticos locales del sur alicantino, Murcia y Cartagena y diputados nacionales como Sergio Pascual, diputado andaluz de Podemos y miembros de Comisión de infraestructuras del Congreso, o la también congresista Rosana Pastor y el representante del Colegio de Ingenieros de Murcia, Antonio Domínguez. 

“El peligro potencial de quedarnos sin corredor es enorme, un peligro. Defensa irregular del Gobierno del Estado, el tramo sur es el más débil en estos momentos. Debemos generar una alianza de presión desde el ámbito político, este corredor no es solo estratégico para rnuestros intereses, también para los de todo el estado”, ha considerado la portavoz de Compromís per Elx, Mireia Mollà.

El diputado Sergio Pascual ha añadido que “ya era hora de que alzáramos la voz quienes vivimos en el tramo sur mediterréno. Es una necesidad imperiosa. La España en la que todo tiene que pasar por Madrid se debe de acabar. Las ciudades del Mediterráneo están llamadas a ser las principales herramientas de progreso de este país”.