Anar directament a les notícies

Compromís pide al Gobierno de Rajoy más presupuesto para las medidas de lucha contra el cambio climático

Publicat el en En castellano

La diputada y portavoz de Compromís en la Comisión de Medio ambiente, Agua y Ordenación del Territorio en las Corts, Graciela Ferrer; junto con la diputada y portavoz de Compromís en la Comisión de Industria y Comercio, Turismo y Nuevas Tecnologías en las Corts, Teresa Garcia, han presentado una propuesta para pedir al Gobierno de Rajoy la dotación presupuestaria necesaria en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017 para garantizar la eficacia de las medidas de lucha contra el cambio climático y sus efectos.

Según Ferrer, “el Consejo de Ministros ha empezado este pasado viernes a tratar los aspectos normativos para iniciar el proceso de ratificación del tratado de Paris, logrado en la cumbre del clima que allí se celebró. Y con el estado de la cuestión así, con los deberes sin acabar, España es uno de los países participantes en la cumbre que se celebra en Marrakech, donde se encuentran todas las partes firmantes de dicho acuerdo. Ya está bien de hacer las cosas a medias. El Gobierno de Rajoy tiene que poner fin a su actitud de negligencia en la lucha contra el cambio climático y trabajar con firmeza para combatirlo y disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero”.

“Es importante insistir en que la dotación presupuestaria adecuada para llevar adelante las medidas que se impulsan desde Madrid puede contribuir a cierta mejora de los efectos del cambio climático en nuestro territorio. En el País Valenciano, y en toda la cuenca mediterránea nos afecta y mucho, tal y como numerosos estudios han demostrado, puesto que nuestro territorio es una de las zonas más vulnerables al cambio climático”.

“Por ejemplo, el informe Stern advierte que los países de latitudes más lejanas de los polos, como el nuestro, son los más vulnerables a los efectos del cambio climático: incremento de la desertificación, disminución de los recursos hídricos, pérdida de suelo fértil y de capacidad productiva agrícola, incremento del riesgo de grandes incendios forestales, y otros muchos efectos más”.

“Estas consecuencias no son una especulación, ni tampoco es hablar de un futuro lejano. Hablamos de una situación de creciente vulnerabilidad ante la cual hay que reaccionar con urgencia y firmeza para evitar un futuro hostil para el Estado español y el País Valenciano”, ha concluido la diputada Graciela Ferrer.