Anar directament a les notícies

Compromís pide un marco legal para que la cogeneración ayude al ahorro y competitividad empresarial

Publicat el en En castellano

Los senadores de Compromís Jordi Navarrete y Carles Mulet reclaman en una moción la necesidad que se establezca un marco jurídico específico de apoyo y fomento a la cogeneración, “herramienta clave para la eficiencia energética, la sostenibilidad, la reindustrialización y la competitividad del sector del azulejo, y garantizar la seguridad jurídica de las inversiones en cogeneración”.  El senador territorial valenciano, Carles Mulet, ha recordado que la modificación de distintas normativas que han modificado la retribución de este tipo de instalaciones a partir de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables, cogeneración y residuos han supuesto un grave revés hacia esta tecnología. La cerámica es una de las principales industrias de las comarcas de Castelló, donde se concentra aproximadamente el 94% de la producción española y el 81 % de las empresas del sector, que da trabajo a más de 15.000 personas directamente y muchos miles más indirectamente. Además de un marco normativo favorable, la moción urge a “renovar las actuales plantas de cogeneración, ya que, si no, corren el riesgo de que se paren y, por tanto, dejen de aportar a la sociedad los beneficios de ahorro de energía primaria asociados”.

En los últimos años, la participación de la industria en el valor añadido de algunos países europeos como Alemania u Holanda ha permanecido prácticamente invariable mientras que el sur de Europa ha afrontado un fenómeno de desindustrialización de sus economías y la industria en nuestro PIB ha caído al 15,8 % del PIB. “La industria es una fuente indispensable de trabajo y de riqueza y, por tanto, debe ser una prioridad de nuestros gobiernos que deben crear el marco legislativo idóneo y políticas que fomenten la competitividad y sostenibilidad del tejido productivo”, ha remarcado.

Importancia de la cogeneración

La cogeneración es un sistema por el que la industria aprovecha el calor que se genera en el proceso de producción para reintroducirlo en el sistema. Así, la cogeneración reduce el consumo de energía primaria y es, por tanto, una herramienta de competitividad para las industrias intensivas en consumo energético, como la cerámica. Teniendo en cuenta que el 80 por ciento de la producción del sector se dirige a mercados exteriores muy competitivos, la cogeneración es clave para minorar los altos costes energéticos, lo cual incrementa la competitividad y la capacidad exportadora del sector.

La Comisión Europea ha reconocido recientemente la contribución de la cogeneración a la eficiencia energética y a la productividad de la industria y ha instado a los países miembros a tomar medidas para impulsarla. La cogeneración jugará un papel clave para alcanzar el objetivo de ahorrar
el 20% de la energía para el año 2020, establecido en la Directiva 2012/27/UE, de eficiencia energética.

Sin embargo, desde el 2012, la política llevada a cabo desde el Ministerio de Industria y Energía va en la dirección contraria. En el Estado español hay alrededor de 1.000 instalaciones de cogeneración y las empresas industriales cogeneradoras aportan el 20% del PIB industrial de España, pero la reforma energética llevó a la parada a 350 de las 1.000 instalaciones de cogeneración existentes tras una reducción de 1.200 millones de euros anuales en su retribución. La industria del azulejo cuenta con unas 80 plantas, aunque muchas no están funcionando de manera regular o, incluso, se han paralizado. La reforma energética ha tenido un coste para el sector, según Ascer, de 28 millones de euros, 56,4 millones de euros si se suman todos los efectos derivados de la reforma.

Además, el julio pasado, el Ministerio de Industria ordenó la revisión de la retribución a la cogeneración, lo que supone un drástico recorte adicional de 287 millones de euros.