Anar directament a les notícies

“La Vía Litoral son 500 kilómetros del mejor producto turístico que podemos presentar: nuestra tierra”

Publicat el en En castellano

Ya no se trata de hacer una grandísima inversión, la Vía Litoral se construirá por caminos que ya existen como los propios paseos martímos y senderos que ya se usan. Se señalizarán unas vías que puedan hacer una ruta al estilo Camino de Santiago. Es un nuevo producto turístico más, totalemente alejado del tráfico. Se podrá hacer un turismo por zonas vírgenes que serán puestas en valor”, ha explicado el director General de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje de la Comunidad Valenciana, Josep Lluís Ferrando.

La Vía Litoral ha sido incluida en la Estrategia Territorial de la Comunidad Valenciana, todo un reto del Consell teniendo en cuenta el maltrato sufrido por las costas de la Comunidad Valenciana y las dificultades que existirán para su encaje en un litoral sobrexplotado. “Son 500 kilómetros del mejor producto turístico que podemos presentar: nuestra tierra. Se habilitará para la movilidad no motorizada. Es decir, podrá usarse para el senderismo, ciclismo y equitación. Unirá la Comunidad Valenciana de norte a sur, de Vinarós al Pilar de la Horadada, con más de 500 kilómetros de longitud” ha comentado Ferrando.

Ferrando ha explicado que “el PATIVEL (Plan de Acción Territorial de Infraestructuras Verdes del Litoral) se da para ordenar y preservar de la urbanización la fisionomía de los pocos lugares que nos quedan hoy sin cubrir de cemento”. El plan pretende la protección y ordenación decasi 2.400 hectáreas en el litoral alicantino, más de 6.500 en toda la Comunidad Valenciana.

Medio centenar de cargos de Compromís han acudido al acto, entre ellos los portavoces de la formación en los ayuntamientos de Alicante y Elche, Natxo Bellido y Mireia Mollà, así como el del grupo de la Diputación, Gerard Fullana. También han estado presentes alcaldes como el de El Campello, Benja Soler, o el de Altea, Jaume Llinares; y el diputado del Congreso, Ignasi Candela, y la de Corts, Marian Campello.

PATIVEL es un instrumento territorial de conservación activa y de difusión del valor del territorio, que propone un conjunto de usos y actividades que, de manera restringida y controlada, permitan compatibilizar la preservación de los valores ambientales, territoriales y paisajísticos del litoral con la generación de valor añadido y un uso público sostenible de estos espacios por todos los ciudadanos.

Se trata de un plan riguroso, ambicioso y necesario para el futuro del litoral de la Comunitat Valenciana para evitar su deterioro después de más de 20 años de abandono y ausencia de planificación, según los responsables de la conselleria.

Conservación activa de casi 6.500 hectáreas

El PATIVEL identifica y aplica un régimen de conservación activa a casi 6.500 hectáreas dentro de la franja de 1.000 metros del litoral, medidos desde la ribera del mar, al regular los usos y actividades que se pueden implantar, y que tienen como objetivo más importante contribuir a cualificar el litoral no edificado, al espacio ya construido y la oferta turística y recreativa del territorio. Esta superficie propuesta por el PATIVEL, protegida desde el punto de vista territorial, se distribuye de manera similar en Alicante (37%) y Castellón (37%), siendo menor en la provincia de Valencia (26%) por la gran proporción de suelo litoral protegido por el Parque Natural de la Albufera.

Este plan se ha elaborado atendiendo a la proporcionalidad entre protección y mantenimiento de la actividad económica. La intención no es limitar los desarrollos con carácter general, sino que todavía quedan en esta franja de 1.000 metros, unas 6.700 hectáreas de suelos urbanizables que permitirán satisfacer las demandas de vivienda y actividades económicas para muchos años; siempre dentro de los parámetros marcados por la Estrategia Territorial de la Comunitat Valenciana y los criterios de desarrollo urbano y territorial sostenible que ahora son vinculantes.

Sin embargo, con el PATIVEL quedan protegidos ámbitos de gran valor en toda la costa alicantina, desde el cabo de San Antonio al de Santa Pola, protegiendo áreas como el Portitxol, cala Granadella, Cap d’Or, saladares como los de Agua Amarga o las salinas de La Mata-Torrevieja i Santa Pola, entre diversos puntos del litoral.

Tipos de suelo

Asimismo, el plan identifica diferentes tipos de suelo entre los que destacan aquellos de mayores valores ambientales, paisajísticos y territoriales y, por otra parte, los de refuerzo del litoral que se localizan en la segunda línea del litoral y puede admitir usos deportivos abiertos, campos de golf sin viviendas, dotaciones y campamentos de turismo. Además, el plan apoya a la actividad turística de calidad, la que genera mayores rentas y empleo, como es el sector turístico hotelero.