Anar directament a les notícies

El Consell aprueba el anteproyecto de Ley reguladora del Instituto Valenciano de Arte Moderno

Publicat el en En castellano

El Consell ha dado su conformidad al anteproyecto de Ley, de la Generalitat, reguladora del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM).

La vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra, ha indicado que “la nueva ley, que materializa un compromiso del seminario de Morella, deroga la regulación anterior, de 1986, que llevaba vigente ya 30 años. Su objetivo es realizar una profunda modernización del régimen de esta institución, que pretende ganar en agilidad administrativa y simplificación de trámites”.

Durante la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Gobierno valenciano, Oltra ha insistido en que la nueva normativa “consagra la autonomía artística del IVAM y apuesta por la transparencia y la democratización de su funcionamiento”.

Por su parte, el conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, que ha intervenido junto a la vicepresidenta para explicar el contenido del anteproyecto de ley, ha remarcado que “necesitábamos actualizar el ordenamiento jurídico del IVAM, uno de los principales instrumentos culturales del pueblo valenciano y que también nos proyecta hacia fuera”.

A este respecto, Marzà ha hecho hincapié en que “queremos que la nueva ley del IVAM permita una institución mucho más dinámica; adaptada a la realidad del siglo XXI y que pueda dar respuesta a las necesidades que tienen espacios expositivos como este en la actualidad y que en el año 86 no tenían. Todo encaminado a que el IVAM vuelva a ser uno de los referentes culturales de nuestro territorio”.

Entre las novedades de la nueva Ley reguladora del Instituto Valenciano de Arte Moderno destacan la apuesta decidida por la transparencia en la gestión; aumentar el arraigo en el entorno social y territorial y la democratización de su funcionamiento con la reforma de las funciones del Consejo Rector y el Consejo Asesor.

De este modo, se ha hecho especial incidencia en dos aspectos: agilidad administrativa y simplificación de trámites, por una parte, y máxima fiscalización y transparencia, por otra, como corresponde a una entidad de derecho público dependiente de la Generalitat siguiendo el Código de Buenas Prácticas en la Cultura Valenciana.