Anar directament a les notícies

Compromís pide el desmantelamiento del almacenamiento Castor y un plan de reindustrialización para el Maestrat

Publicat el en En castellano

Los senadores de Compromís, Carles Mulet y Jordi Navarrete, han exigido hoy “el desmantelamiento del almacenamiento Castor” en las horas previas a conocerse las conclusiones privadas de organismos internacionales encargadas con posterioridad a los trabajos del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) y el trabajo del Instituto Geográfico Nacional. Para los representantes de Compromís “sería inconcebible, poco verosímil e incluso imprudente una respuesta que volviera a poner en riesgo a los vecinos del Maestrat, generara temblores y creara de nuevo incertidumbre en la zona, cuando la propia empresa no dudó en abandonar el proyecto que promovió”.

Los informes de Instituto Tecnológico de Massachusets (MIT) y de la Universidad de Harvard llegan cuatro años después de los terremotos, sismicidad inducida que fue inequívocamente causada por la inyección de gas, en una zona en la que hay una falla identificada y cuyo yacimiento ya causó problemas de temblores hace varias décadas, cuando fue abandonado por la Shell. “Compromís apuesta por inversiones productivas en la zona, infraestructuras como carreteras y movilidad como los trenes de cercanías y un plan de reindustrialización para la zona en el que colabore el Estado central. Hablamos de medidas positivas para esta zona, para la creación de empleo y la salida de la crisis en una comarca periférica que se ha visto muy castigada por la globalización y la falta de alternativas consecuencia de unas políticas erráticas tanto de la administración valenciana como española, que ven estas zonas como lugares donde ubicar vertederos y proyectos energéticos”, han indicado en un comunicado.

La coalición, señala en un comunicado, sigue a la espera de los informes solicitados al Estado sobre las partidas denunciadas por la Comisión Nacional de la Energía, auditorías sobre el proyecto y la derogación de la Orden Ministerial que carga a los consumidores –víctimas del aparato legislativo y ejecutivo de unas decisiones técnicas y políticas- y que les condena a pagar durante décadas los peajes y cánones achacables al proyecto energético Castor, “lo que deja claro cómo está actuando el gobierno del PP en este asunto”.