Anar directament a les notícies

El Congreso aprueba una propuesta para impulsar el depósito y retorno de envases

Publicat el en En castellano

La comisión de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha acordado hoy promover medidas para avanzar en la necesaria transición hacia la economía circular e impulsar el sistema de depósito, devolución y retorno de envases (SDDR).

La iniciativa, presentada por Compromís y Unidos-Podemos, propone implantar sistemas de gestión de residuos complementarios al actual SIG (Sistema Integrado de Gestión) para cumplir con el objetivo europeo de alcanzar el 75% de reciclado de envases en el año 2030.

Frente al SIG, en el que los envasadores de los productos financian la recogida de los envases mediante convenios con los municipios, en el SDDR es el comprador quien paga una parte en concepto de depósito que recupera al devolver el envase. La proposición no de ley ha contado con el respaldo de PSOE, Unidos- Podemos y ERC, ya que han consensuado una transaccional con las enmiendas del grupo socialista.

El SDDR mejora los resultados que el actual modelo SIG presenta, en concepto de reutilización y reciclaje, y al mismo tiempo evita la contaminación y la suciedad en el entorno. La eficacia en este último punto es especialmente importante en el mar, donde los envases contaminan de manera grave e irreversible: cada año ocho millones de toneladas de plástico acaban en los mares y océanos, de seguir a este ritmo en 2050 habrá más plástico que peces.

El diputado de Compromís Enric Bataller ha destacado que las ventajas del SDDR se extienden también a la reducción de CO2, a la creación de empleo verde y a la sensibilización de la población y de los agentes comerciales y económicos.

Los representantes de las dos formaciones han señalado que hace falta avanzar en alternativas para evitar que cada día acaben, en vertederos o incineradoras, 28 millones de envases. Asimismo han instado al  Gobierno a adoptar medidas que, como esta, suban el porcentaje de reutilización, reciclaje y valorización de los residuos: del 35% actual hasta al menos el 85% como ocurre en otros países europeos.