Anar directament a les notícies

El PP desvía 172.000 euros sin justificar de la Diputación al partido

Publicat el en En castellano

Compromís considera demostrado que el PP de la Diputación de Alicante y incumple sus promesas de austeridad y transparencia. El grupo político del PP ha necesitado recurrir al voto de calidad del presidente de la institución, César Sánchez, para rechazar la moción presentada por Compromís, la cual proponía que la asignación a los partidos se reduzca un 30% y que todos los grupos públicos expusieron sus cuentas ante el Pleno y se pudiera fiscalizar el uso del dinero público.

La coalición considera poco ético el posicionamiento de los populares que durante el debate del pleno han anunciado que el pasado viernes ya publicaron sus cuentas en la web de su partido, días después de que Compromís registrara su moción. Es así como se ha podido conocer que los populares a la Diputación alicantina transfieren 172.000 euros al partido, un 80% de su asignación para el 2016 (214.000 euros).

“Es la prueba de que no había que multiplicar por cuatro la asignación a los grupos políticos como hizo el PP en diciembre de 2015, tan sólo unos días después de que hubieran pasado las elecciones generales y rompiendo el acuerdo de austeridad firmado por todos los grupos en julio cuando se constituyó la corporación”, ha considerado el portavoz adjunto y autor de la moción, José Manuel Penalva.

Además de una reducción del 30%, la moción en concreto reclamaba que los grupos políticos pusieron a disposición del Pleno su contabilidad de la asignación presupuestaria concedida con indicación de los importes, concepto y fechas de los ingresos y gastos de la presente legislatura hasta el ejercicio 2016, así como de los futuros ejercicios, según marca la propia Ordenanza de Transparencia de la institución. 

“Siempre apoyaremos las nominativas . Y ya está”

La negativa a hacer más transparente los gastos de los partidos se suma a las declaraciones del alcalde de Busot  y diputado de Hacienda, Alejandro Morant, que ensucian más todavía la credibilidad de la institución. Morant ha querido recibir un plan de servicios cuando ya había conseguido una ayuda nominativa –es decir, a dedo- para su pueblo, condición que no se puede dar en el presupuesto de un mismo año. Entre las dos ayudas hubiera sumado más de un millón de euros.

El alcalde de Busot  no es sólo el beneficiario de un ayuda a dedo para  construir un polideportivo con más de 770.000 euros en un pueblo de 3.000 habitantes, sino que ha sacado pecho por haber conseguido una subvención de este tipo: “Siempre apoyaremos las nominativas. Miedo que deben de haberlas, las ha habido y las habrá. Y ya está. Y no tiene más historia. Y ustedes preocupados por su 20% (refiriéndose al IVA que tienen que pagar los pueblos que no tienen ayuda nominativa), pues mire, lo siento mucho. Como alcalde se ha de pedir todo lo que se pueda”.

Además, el alcalde de Busot  ha mentido en la defensa de su postura cuando ha dicho que se presentó a un Plan de Servicios (29 de mayo de 2017) porque todavía, según ha dicho, no sabía si la institución había presupuestado la ayuda nominativa por el polideportivo. Y ya en enero de 2017, cuando el pleno aprobó el presupuesto de la Diputación, figuraba la ayuda nominativa de 150.000 euros para el polideportivo. Y esta se convirtió en 777.000 euros el 14 de junio pasado.

También, la coalición denuncia que Morant mienta cuando habla de adjudicaciones este año a los pueblos de diputados de Compromís, subvenciones concedidas en el 2014 y que aparecen en los presupuestos porque todavía están pagándose.

 

Acuerdo por las ayudas a los temporales

Compromís quiere destacar también el acuerdo conseguido con el PP en materia de ayudas a los pueblos afectados por los temporales de invierno. La coalición presentó una moción para firmar un convenio de ampliación de la financiación con los pueblos que han invertido su plan de inversiones financieramente sostenibles a daños producidos por los temporales y que estos daños estén correctamente justificados.