Anar directament a les notícies

Compromís lamenta que el PP mienta con la educación concertada en el País Valenciano

Publicat el en En castellano

Los senadores de Compromís han rechazado “frontalmente” esta mañana la moción presentada por el PP en la Comisión de Educación y Deporte del Senado en la que se insta al Gobierno a que “vele” para que en el territorio valenciano se garantice una oferta educativa entre la que se encuentra la concertada, y la libertad de los padres en la elección de la educación que quieren para sus hijos.

Compromís ha tildado de “falsas” e “injustas” tales pretensiones y ha recordado que gracias al Govern del Botànic se está garantizando que los niños y niñas de la concertada no estén amontonados en las aulas, como consentía el PP con hasta 27 o 28 alumnos por aula “y a pesar del saqueo sufrido, lo estamos haciendo bajando ratios y aumentando el profesorado, de manera que la educación no sea un negocio, con criterios claros y objetivos y mejorando la oferta de CAES (Centros de Atención Educativa Singular) o CRAS (Colegios Rurales Agrupados), resolviendo alegaciones de los centros y estudiando con detalle sus casos hasta aceptar todas las alegaciones de centros que cuentan con más de un 30% de educación compensatoria”, es decir con alumnado que proviene de entornos o colectivos vulnerables o en peligro de exclusión social y descartando aquellos que no llegan al ratio mínimo exigido por unidad.

Así se sostienen con fondos públicos valencianos colegios religiosos en Elx, Orihuela, Alacant, Sant Vicent, València, Burjassot, Alcoi, Elda, Petrer, Paterna, Xàtiva, Alaquàs, Castelló de la Plana u Orpesa. A ningún niño se le ha sacado ed su centro educativo como el PP está diciendo y se garantizan las unidades concertadas que cumplen una función social

El Consell ha puesto en funcionamiento Xarxa Llibres, de gratuidad de los libros de texto, ha incrementado los beneficiarios de las becas comedor en un 20%, aumentado hasta los 33,5 los millones de euros de bono infantil 0-3 años, incrementado en 5 las unidades de FP concertadas, además de proseguir con la construcción de centros educativos, crear aulas experimentales de 2 años y ampliar en un millar la plantilla de docentes que se han sumado a los más de 3.000 que se incorporaron el pasado curso “lo que demuestra el interés del nuevo gobierno por la formación y la educación”. La anterior titular de Educación, María José Català, cerró 600 aulas para favorecer así la concertación en centros religiosos. Hoy todos los centros sostenidos con dinero público (públicos y concertados) tienen los mismos criterios a la hora de escolarizar al alumnado y con cinco alumnos por aula menos que cuando gobernaba el Partido Popular.

La Generalitat, en la que participa Compromís, ha presentado un recurso de casación en el Supremo sobre la suspensión cautelar de conciertos de bachillerato a dos centros privados, algo que nadie entiende ante unos conciertos que finalizaron en el curso 2016-2017 y que, por tanto la Generalitat no ha eliminado ningún concierto en vigor sino que entiende los conciertos como necesarios siempre que la red educativa pública no cubra las necesidades de escolarización”, ha señalado Mulet, por lo que lo que está haciendo el PP es “politizar la educación como siempre ha hecho, agitar a las personas con el bilingüismo o el multilingüismo o el Santo Cristo para generar inestabilidad y crispación, algo en lo que son verdaderos especialistas”, ha aseverado.

El gobierno valenciano es pulcro en el uso del dinero público y actúa para garantizar la calidad educativa que merecen nuestros niños y niñas”, por lo que ha recomendado al PP que “dejen de inmiscuirse, con la única mayoría que les queda, en las competencias de la Generalitat”.