Anar directament a les notícies

Jordi Navarrete: “el PP debe dejar de utilizar las aulas como altavoz de su apolillado ideario”

Publicat el en En castellano

El senador Jordi Navarrete ha reclamado hoy al PP que dejen avanzar a las diferentes comunidades autónomas en materia de educación y eludan el querer hacer suyo el sistema cuando no son sus competencias. “Dejen de usar las aulas como altavoz de su ideario que ya no convence a nadie. Renuévense, que sus ideas están apolilladas”, ha señalado el senador.

Navarrete, que ha presentado varias enmiendas en nombre de Compromís a la moción del PNV que reclamaba respeto a las competencias en materia de educación, ha exigido una mejora en las condiciones de los maestros y respeto hacia su trabajo, sin injerencias y que cesen las falsas acusaciones de adoctrinamiento en el sistema público educativo. “El Partido Popular, como ha venido demostrando, es poco partidario de mantener un sistema educativo de calidad. Debe de ser porque, cuanto menos piense la gente y cuanta menos capacidad de discernimiento, mejor le viene”, ha declarado.

El castellonense ha pedido al PP que aclare si seguirán haciendo política dañando la imagen de profesionales que se dedican a la enseñanza con las acusaciones de adoctrinamiento en las aulas. “Estos días está siendo Cataluña, pero nadie está a salvo de las blasfemias del PP que, cuando no puede atacar con tanques o decretazos, directamente inventa”, les ha reprochado.

Para Navarrete la infrafinanciación a las CCAA es ya de por si la mejor manera de limitar la capacidad de los centros educativos. En este sentido ha reclamado “un incremento en el gasto en educación hasta llegar hasta, al menos, el 7% del PIB”.

Navarrete ha reclamado además la necesidad de fortalecer al sector educativo “como motor de cambio, regenerar la confianza y evitar el distanciamiento entre la escuela y la sociedad, así como reubicar la función docente, buscando el prestigio de maestros y profesores, fomentar el plurilingüismo y garantizar que los alumnos tengan las mismas oportunidades educativas, independientemente de la autonomía donde residan, asegurando la suficiencia de recursos al modelo”.

Si queremos que nuestra sociedad avance y crezca”, ha dicho “resulta menester garantizar el acceso y gratuidad a centros educativos que ajusten su ideario y modelo educativo a los principios reconocidos en la Constitución, los Estatutos de Autonomía, la Declaración Universal de Derechos Humanos y la Declaración Universal de los Derechos de los Niños”.

Compromís ha reclamado implantar el laicismo en la escuela pública como garantía del ejercicio del derechos a la educación de todo el mundo en condiciones de igualdad y respeto a la libertad de conciencia y a una enseñanza sin dogmas.