Anar directament a les notícies

Mulet: “Costa vuelve a apuntar a Bonig cuando reconoce los pagos en B de Secopsa al PP”

Publicat el en En castellano

El senador territorial y portavoz de Compromís, Carles Mulet, ha afirmado hoy que la declaración del ex número 2 del PP valenciano, Ricardo Costa, en la que afirmaba que la empresa Secopsa pagó 2007 15.000 euros en B al PP, vuelve a poner bajo el foco a la presidenta del PP valenciano, Isabel Bonig.

Hagamos un poco de memoria con este viejo relato reciclado:

Máximo Caturla está en todas las salsas, en los grandes casos de corrupción, donde se le apunta como el gran recaudador para el PP en el caso Taula, mano derecha de Rus y máximo responsable de los desfalcos en la empresa pública CIEGSA, de la era gerente al tiempo que era Secretario Autonómico de Educación entre 2004 y 2007.

En los años 2000/2004 Isabel Bonig era una completa desconocida. Es Vicente Aparici, alcalde entonces de la Vall d’Uixó (condenado por robar un furgón de zapatos en grado de tentativa) quien la ficha como asesora de personal y jurista en el Ayuntamiento de La Vall d’Uixó.

Su marido y ella están opositando para jueces, ella no sólo no aprueba sino que sus notas le aconsejan dejar las oposiciones y ve su posibilidad en la política cuando Aparici pierde la Alcaldía y es imputado, pasando a la Diputación Provincial de Castellón con Carlos Fabra, ascendiendo hasta segundo Vicepresidente y luego terminando su vida política como senador, de 2011 a 2015.

En los años 2004/2007 tras perder la Alcaldía, Isabel Bonig pasa a ser asesora de Gabinete de Conselleria de Educación de la mano de Vicente Aparici. Es en esos años de asesora, cuando entabla amistad y relación con Máximo Caturla y con Jesús Marí Farinós en la Conselleria de Alejandro Font de Mora.

Jesús Marino, mano derecha de Ciscar y Subsecretario de Presidencia, es compañero de gabinete junto Bonig y Caturla hasta que se retira a la empresa privada del sector educativo.

Aquí también está Bruno Broseta, como Director General, hermano y socio del famoso bufete H. Broseta, todos compañeros de aventuras y asesores de los consejeros, Alejandro Font de Mora y José Ciscar, Jesús Marí proveniente de una familia con mucho poder.

En estas fechas se estrecha la amistad entre ellos y en 2006 Jesús Marí se casa con Silvia Prieto, copropietaria junto a sus hermanos de la empresa SECOPSA.

Como hemos dicho, 2007 Isabel Bonig se presenta como cabeza de lista para la alcaldía de La Vall d’Uixó con un fortísimo despliegue de medios. Aparici se retira a la Diputación y deja paso a su pupila, que consigue la alcaldía de la ciudad.

Para esa campaña municipal y autonómica, según ha declarado ahora Costa, se pidió a Secopsa que pagara 15.000 euros a la contabilidad B del PP. Meses después, Bonig elimina SUMA, empresa publica de recogida de basura urbanas y limpieza y da todo el servicio a la empresa de su amigo aunque sea de Valencia, SECOPSA y lo entrega todo a cambio de nada, camiones, personal, locales, maquinaria, todo para 20 años.

Secopsa no sólo no cumple el contrato hecho a su medida, es que además usa los camiones municipales y los vehículos y personal para cobrar al municipio gastos de fuera de La Vall d’Uixó, hecho muy grave y que se demuestra con fotografías y pruebas.

Se inician las denuncias por incumplimientos de contrato y Oscar Clavell, en ese momento concejal de Urbanismo, hace de escudero de Isabel Bonig y ante las reclamaciones y denuncias de los técnicos en 2011 -siendo todavía alcaldesa Bonig-, esta deja que Oscar asuma la responsabilidad y ordene el pago a SECOPSA en contra de los informes de los técnicos y sabiendo que era irregular. Escenifican este pago siendo Clavell alcalde accidental, para salvar la piel a Bonig en caso de que esto les lleve problemas, como así fue.

En 2011 volvió a ganar las elecciones e Isabel a los 10 días abandona a su pueblo y se marcha de consellera dejando a Clavell como alcalde. Pago a los servicios prestados.

Trabajadores del ayuntamiento denuncian coacciones del antes concejal de Urbanismo Oscar Clavell, para que firmen los pagos del trabajo que no ha hecho SECOPSA y se pague a la empresa lo que no ha trabajado. Este hecho parece ser el principio de la posterior imputación de Clavell; la bárbara cantidad de 700.000 euros, ahí es nada!

En 2012 Rita Barberá adjudica a Secopsa la segunda contrata más importante de València: la concesión por cuatro años para mantener más de 500 edificios, que ronda los 27 millones.

En el Vall, Secopsa incumple sistemáticamente todas su obligaciones, no invierte en vehículos, los que tienen son los mismos y además los utilizan en otros pueblos para su beneficio, no se van de las instalaciones municipales, reduce el número los trabajadores, no cumple el contrato de servicio, no construye las instalaciones deportivas y tiene el pueblo sucio, según los vecinos. En 2015, Clavell pierde la alcaldía de la Vall d’Uixó y por tanto, acosado por la justicia, se le complica la situación mientras su mentora, a pesar de dejar de ser consellera, continua como diputada autonómica (aforada) y se ve ascendida a máxima dirigente del PP valenciano que acaba de perder alcaldías, diputaciones, Generalitat …

Bonig utiliza su poder orgánico y coloca a Clavell en la lista para el Congreso por Castelló, donde consigue el acta y por tanto, el aforo. Semanas después de prometer el cargo, es procesado por la juez que instruye el caso. Con el necesario salto ahora al Supremo, Clavel y por extensión Bonig, ganan un tiempo precioso. De nuevo, todos los casos oscuros de corrupción acaban salpicando el PP valenciano y a Bonig, quien calla.