Anar directament a les notícies

Compromís se reúne con la Unión de Uniones para hacer un frente común contra la sequía y pedir elecciones en el campo

Publicat el en En castellano

El senador de Compromís por Castelló, Jordi Navarrete, ha celebrado el buen clima de trabajo y colaboración con los sindicatos agrarios articulados entorno a la Unión de Uniones y la Unió de Llauradors i Ramaders, con los que la coalición colaborará para reclamar soluciones y mejoras para paliar la grave sequía que afecta el país.

Compromís ha presentado hasta 17 enmiendas a la Ley de Sequía que se halla en tramitación en la Cámara Alta. “Se trata de enmiendas y petición de medidas de muy distinto calado, desde aquellas que se declara la aplicación de medidas contra la sequía en cualquier parte del territorio si se dan las condiciones para acabar con las potestades facultativas del Gobierno y que éste quede obligado sin excluir ninguna demarcación afectada, así como prever moratorias en el pago de intereses, exenciones, reducción de cotizaciones a la Seguridad Social, costes de contratación en las pequeñas explotaciones y medidas también para 2018, ya que se prevé que no cambien las circunstancias a lo largo del actual año, lo que evitaría tener que redactar una nueva ley”, ha señalado Navarrete.

Las medidas contempladas buscan garantizar la continuidad de las explotaciones agrarias y aliviar los efectos perversos de la sequía sobre el empleo agrario, al reducir los costes de contratación, particularmente de las pequeñas y medianas explotaciones agrarias o que el conjunto de las provisiones deducibles y los gastos de difícil justificación contemple las labores realizadas directamente por el titular de la explotación por la realización de operaciones no necesaria o menos necesarias en condiciones normales (por ejemplo, tratamientos fitosanitarios en el caso de los cultivos o de atención al ganado en las producciones pecuarias), que resulta de difícil acreditación documental.

En el País Valenciano la sequía supone ya pérdidas por valor de 300 millones”, ha lamentado el senador castellonense. Jordi Navarrete ha reclamado de nuevo que el Gobierno realice una propuesta legislativa de tarifa especial para el regadío y de reestructuración de las modalidades de contratación de suministro eléctrico, de manera que se adapten a las condiciones de la actividad agraria y a su consumo estacional.

Compromís reclamará a través de enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado partidas para mejorar la política agraria, reducir el gasto por ganadero para seguros o el coste energético tras la eliminación de las tarifas especiales o un fondo extraordinario bien dotado para luchar contra la sequía.

Elecciones en el campo

Por otro lado la coalición ha coincidido con las organizaciones de la Unión de Uniones en la necesidad de realizar elecciones en el campo para establecer una representación agraria tras décadas sin democracia en el campo y arrastrando una representatividad que no es tal ni cuenta con ningún aval. Navarrete ha recordado los cambios en la representatividad política que se ha dado en nuestro país en una década. “No tiene sentido mantener una representatividad de organizaciones agrarias falsa si no es por causas poco claras. Apostamos como ellos por democracia en el campo ante las imperiosas necesidades a las que se enfrenta el sector, con misteriosos y vergonzosos silencios de determinadas organizaciones que se benefician de una representatividad desde 2002, por lo que es urgente que haya elecciones en el campo cuanto antes”, ha indicado.