Anar directament a les notícies

Compromís reclama la dimisión de Sánchez por bloquear 24 millones

Publicat el en En castellano

Compromís ha reclamado la dimisión de César Sánchez como presidente de la Diputación de Alicante después de que la institución no haya podido aprobar un gasto de 24 millones en inversiones sostenibles, pactadas entre todos los partidos que conforman el hemiciclo del plenario provincial. Con la no celebración de la sesión extraordinaria prevista para hoy, el presidente ha bloqueado la votación de este paquete inversor que el Partido Popular liga a la aprobación de unas subvenciones ‘a la carta’ (administrativamente, ‘nominativas’) donde incluye -fuera de cualquier criterio objetivo- ayudas millonarias a sus vicepresidentes y diputados, alguna de las cuales está paralizada por la Justicia.

La coalición, por lo tanto, considera que Sánchez bloquea una inversión con la cual trata de hacer un chantaje político en los pueblos: o todos los partidos votan las ayudas a dedo del PP o todos los pueblos de Alicante se quedan sin las subvenciones sosteniblesque les corresponden por ley. Los tres diputados de Compromís –Gerard Fullana, José Manuel Penalva y Lluís Pastor- han criticado también la falta de consideración institucional puesto que el pleno ni siquiera ha sido cancelado formalmente, ni ninguno de los diputados ha recibido mensaje alguno sobre la no celebración del órgano colegiado.

¿Dónde está César Sánchez?”, se ha preguntado el portavoz del grupo de Compromís, Fullana, “es el presidente ausente, obsesionado en premiar sólo a algunos de los suyos, saltándose decisiones judiciales, chantajeando a los los pueblos de Compromís condicionando sus ayudas sostenibles a la aprobación del paquete de subvenciones ‘a la carta’. Es con diferencia el peor cargo público de toda la administración valenciana. No ha hecho nada más allá de boicotear al Consejo y premiar a los amigos políticos. ¿Dónde está?”.

Compromís quiere recordar su posición respecto a esta cuestión: 1) aprobar el paquete de 24 millones pactados por todos el partidos donde están incluidas las ayudas sostenibles con criterios objetivos, las ayudas a los pueblos por los daños del temporal de 2016 y los planes de obras y servicios de los municipios que se quedaron fuera del último plan. 2) Sacar de la votación el paquete de subvenciones ‘a dedo’ para los vicepresidentes y diputados del PP, alguna de las cuales está paralizada por una jueza por sospechas de arbitrariedad, y que ha supuesto un recorte del 40% de la inversión sostenible con criterios democráticos.

Los tres diputados de Compromís han defendido la existencia de ayudas nominativas sólo cuando tengan un carácter extraordinario y estén justificadas: por motivos de que sea un servicio obligatorio que no pueda cumplir el propio ayuntamiento, en virtud de un convenio con otras administraciones para dotar de infraestrutures básicas a los pueblos (centro de Salud, residencias de mayores, etc.) y cuestiones de catástrofes naturales y emergencias.