Anar directament a les notícies

Compromís presenta un proyecto alternativo a la ampliación de la V-21 más económico, sostenible y respetuoso con la huerta

Publicat el en En castellano

El portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, y la diputada de Compromís en les Corts, Graciela Ferrer, han presentado este lunes en rueda de prensa la propuesta alternativa de la coalición en el proyecto de ampliación del tramo Carraixet-València de la V- 21, una propuesta más sostenible, económica y respetuosa con la Ley de Protección de la Huerta impulsada por el Gobierno del Botánico.

“Desde que conocimos el proyecto de ampliación diseñado por el Ministerio de Fomento, en ese momento dirigido por el PP, desde Compromís hemos trabajado para ofrecer una propuesta alternativa capaz de mejorar el acceso norte a la ciudad de Valencia, y proteger los más de 80.000 metros cuadrados de huerta afectados por el proyecto del PP. Un proyecto depredador con el territorio que, desgraciadamente, ha adoptado el nuevo ministro socialista, José Luis Ábalos, a quien le hemos pedido la paralización de las expropiaciones de los terrenos afectados, así como una reunión urgente para poder presentarle nuestra propuesta y empezar a trabajar de forma conjunta, con todas las partes interesadas, en la elaboración de un nuevo proyecto, y en la necesidad de impulsar las inversiones que den respuesta a las verdaderas necesidades de movilidad de las valencianas y los valencianos “ha explicado Baldoví.

Para el portavoz de Compromís en el Congreso, “la gestión sostenible de la movilidad en el área metropolitana de València pasa por promover y facilitar la accesibilidad a través del transporte público, racionalizando la necesidad del transporte motorizado privado. El ensanchamiento de las vías rápidas de acceso a la ciudad responden a una concepción obsoleta del transporte metropolitano y no resuelven la gestión del flujo de tráfico. Desde Compromís defendemos el transporte público y no motorizado para hacer las ciudades más habitables y con mejor calidad de vida para las personas. En esta línea, reclamamos al gobierno central las inversiones necesarias para garantizar una red de ferrocarriles de cercanías y de transporte metropolitano eficaz y ambientalmente sostenible “.

Por su parte, la diputada Graciela Ferrer, ha explicado de forma más detallada en qué consiste la propuesta alternativa de Compromís al proyecto de ampliación de la V21. “En estos momentos la ciudad de València dispone de cuatro carriles de salida hacia el norte que recogen el tráfico proveniente de diferentes puntos de la ciudad: la ronda norte, Primat Reig la avenida de Aragón, y la avenida de Tarongers. Gracias a ello, nunca, ni en los momentos de mayor concentración de tráfico, se producen retenciones ni en la autovía de salida, ni en la avenida de Cataluña, ni en la prolongación de Serrería o Tarongers “.

“Actualmente, la entrada norte de la ciudad concentra todo el tráfico proveniente de la V21 en la redonda del Mirador y el túnel de la avenida Cataluña. Los dos carriles de entrada, paralelos a los de salida en la prolongación de Serrería (calle Ingeniero Fausto Elio), están ejecutados desde hace años, sin embargo, nunca se hizo la conexión de entrada desde la V21. Para Compromís, la opción más viable es prolongar el tercer carril del vial de entrada a València entre la Salida de Port Saplaya y el puente sobre la vía férrea donde terminan los carriles ahora sin conexión. En este punto, el tercer carril de entrada puede convertirse en una salida normal de autopista, conectando con los carriles inutilizados a estas alturas por debajo de la V21 “.

“Con ello, protegemos prácticamente todo el suelo de huerta afectado por el proyecto de ampliación del PP, mejoramos la movilidad dentro de la ciudad al distribuir el flujo de entrada, reducimos el tiempo de viaje de los conductores, y hacemos un uso eficiente y responsable de los recursos públicos al apostar por la reutilización de una infraestructura ya ejecutada y sin uso. Por tanto, se trata de una propuesta más eficiente en términos económicos y más respetuosa con el medio ambiente, nuestro patrimonio y las personas que viven y trabajan en la Huerta de Valencia y Alboraia “concluyó Ferrer.