Anar directament a les notícies

Compromís volverá a reclamar elecciones en el campo pero recuerda a las organizaciones agrarias la negativa de PP, PSOE y C’s

Publicat el en En castellano

El senador de Compromís por Castelló, Jordi Navarrete, ha manifestado el apoyo de la coalición a la reivindicación de las organizaciones agrarias de celebrar un proceso estatal de ‘elecciones en el campo’ para renovar la representatividad en el sector, como ha ocurrido ya en algunas autonomías como Cataluña, Madrid, Extremadura, Castilla y León. A nivel estatal las elecciones están paralizadas desde 1978.

Navarrete ha recordado hoy a las organizaciones agrarias que la coalición ha secundado “desde el primer día” esta reivindicación y asumido como propia “por justa y para acabar con el veto a la entrada de nuevas organizaciones, modernas y avaladas por unas urnas a los foros oficiales del Estado”.

Los senadores de Compromís tienen clara la reivindicación y por eso presentaron una enmienda a los PGE por valor de 300.000 euros para garantizar la organización de las elecciones en el campo español, aunque los votos de PP, PSOE y Ciudadanos rechazaron este extremo y prefirieron seguir perpetuando una “interlocución para unos privilegiados”, por encima de realizar la consulta democrática que marca la ley.

Así Navarrete ha brindado a organizaciones como la Unió de Llauradors “el decidido apoyo de la Coalición en el Senado, con Carles Mulet en la Comisión de Agricultura y yo mismo en la de Transición Ecológica”, pero ha recordado que “para PP y PSOE éstas, lamentablemente, no son una prioridad, ya que prefieren tener la paradeta controlada frente a la renovación de la representación agraria. En 40 años han pasado muchas cosas en nuestro país, pero esto no ha tenido un reflejo en la interlocución en el campo y así nos va a la agricultura mediterránea”, ha agregado el castellonense.

Compromís insistirá en el Senado sobre la necesidad de desarrollar el Reglamento de la Ley de Elecciones en el Campo, ante los graves problemas de representatividad, rentabilidad del sector y reconocer social y medioambientalmente la actividad agraria como productora de alimentos, como elemento de equilibrio territorial, de preservación del paisaje y la biodiversidad y como conservadora del medio rural y patrimonio natural, por lo que volverá a presentar en el Senado una moción en la línea de la rechazada en octubre de 2017 “e instaremos al nuevo Gobierno a ver si recapacita y da un viraje sobre las políticas retrógradas y poco democráticas de las que ha estado haciendo gala el PP hasta el momento o prefiere seguir su estela porque ya les va bien”.