Anar directament a les notícies

Compromís pide la comparecencia de Borrell y Calvo por relegar la crisis de los inmigrantes en el buque de Santa Pola

Publicat el en En castellano

El portavoz y senador territorial de Compromís, Carles Mulet, ha exigido hoy la comparecencia del ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrelly de la vicepresidenta Carmen Calvo, “por la ausencia del Gobierno español” en la crisis que afecta la situación migratoria en el Mediterráneo y que ha afectado de pleno a la tripulación de la embarcación ‘Nuestra Madre Loreto’, de Santa Pola (Alacant).

Mulet ha recordado “cómo el Gobierno español corrió para no verse en un papel secundario tras el ofrecimiento del Gobierno valenciano y Ayuntamiento de València en el rescate del Aquarius” y el drama que afectaba a cientos de personas rescatadas “y vemos como sigue sin dar una respuesta eficaz a unos marineros que se hallan a millas de distancia de sus casas con una docena de personas rescatadas de Libia, Mali y Senegal y en una situación límite”.

Desde la coalición recuerdan la dramática situación que viven millones de personas que se ven abocadas a jugarse la vida tratando de cruzar el Mediterráneo en busca de una situación mejor en Europa “situaciones de emergencias en las que el Gobierno español no puede ni debe permanecer inmóvil”. En este sentido el representante territorial ha pedido al Gobierno central que se coordine con el valenciano y la ciudad que València que se ha ofrecido a acoger a los afectados para iniciar un rescate urgente de los afectados y que muestre su compromiso con estas personas y facilite su rescate, garantía de víveres y que puedan ser atendidos cuanto antes por personal especializado. “Hacemos un llamamiento a la humanidad de este Gobierno progresista, por lo que les pedimos que prioricen la atención a esta crisis que afecta también a una embarcación de pesca valenciana y que precisa de su solidaridad urgente”, ha abundado.

La coalición ha lamentado que Borrell no tome cartas en el asunto “por tener la cabeza en otras cosas” y que la vicepresidenta Calvo ignore al Defensor y proponga puertos peligrosos como Libia donde llevar la embarcación “algo que rechazan los propios marineros”.