Anar directament a les notícies

Compromís propone rebajar presión fiscal citricultura tras el rechazo a pedir la activación de la cláusula de salvaguardia

Publicat el en En castellano

El portavoz de Compromís y senador territorial, Carles Mulet, ha anunciado hoy la presentación en el Senado de una moción para la rebaja de la presión fiscal sobre la citricultura del país, afectada por la falta de rentabilidad a que ha llevado el Acuerdo de Asociación Económica entre la Unión Europea y los Estados del AAE de la SADC, aprobado por el Parlamento Europeo el pasado día 14 de septiembre y ratificada por PP, PSOE, Unidos-Podemos y Ciudadanos en el Senado el pasado 11 de abril de 2018.

“La entrada de naranjas procedentes de Sudáfrica que pueden encontrarse todavía en enero en muchos lineales del país y que inundan Europa es una herramienta evidente de presión de los precios a la baja en origen y, por tanto, perturbadora del mercado. En el territorio valenciano las pérdidas estimadas por esta circunstancia se aproximan este año a los 100 millones de euros, según han denunciado las organizaciones agrarias, por lo que es necesario adoptar acuerdos de apoyo una vez el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, se haya posicionado recientemente como no partidario de exigir a la Unión Europea la activación de la cláusula de salvaguardia prevista en el Reglamento de la UE para casos como en el que nos encontramos”, ha indicado Mulet.

En la moción la coalición insta a promover, en coordinación con los ayuntamientos de zonas afectadas, la exención del IBI rústico en aquellas poblaciones productoras de cítricos, para favorecer la viabilidad de las explotaciones y actividad de los agricultores y como medida de apoyo de la Administración. Mulet ha remarcado que “para ello la Administración General del Estado compensará a los municipios que opten por esta opción de apoyo con el dinero dejado de ingresar, para evitar que se penalicen los ingresos de los municipios”.

Entre otras medidas, la coalición insta al Gobierno a apoyar a los ayuntamientos que permitan fraccionamientos y aplazamientos del pago del IBI rústico en cuotas mensuales en caso de que se solicitase y brindarles el apoyo económico necesario para garantizar que la adopción de esta medida no genera ningún problema de liquidez para los ayuntamientos y la reducción a cero de los módulos para el período impositivo de 2018 en el método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas para las actividades agrícolas afectadas por esta circunstancia excepcional en los términos citrícolas afectados.

“Para mantener los cultivos citrícolas, la viabilidad de cooperativas, productores y trabajadores”, señala la coalición “es necesario dar todas las facilidades a los agricultores a la hora de pagar sus impuestos, para poder mantener así la necesaria estructura de Estado de Bienestar”. El sector citrícola está solicitando medidas de todo tipo, entre ellas la exención de este tributo, que no supone grandes ingresos en su naturaleza rústica. Con el objetivo de compensar los efectos perniciosos de ese acuerdo y que no sea lesivo para los productores españoles de cítricos, es importante conocer la situación y adoptar las medidas oportunas para evitar perjudicar todavía más a nuestros productores.