Anar directament a les notícies

Compromís enmienda la Ley del Juego para prohibir la instalación de nuevas máquinas de apuestas en los bares

Publicat el en En castellano

El grupo parlamentario Compromís registró ayer en Les Corts ocho enmiendas al Proyecto de Ley del juego. Según explica el diputado de Compromís, Jordi Juan “la valoración global de nuestro grupo a esta ley es muy positiva porque nos encontrábamos con una legislación sobre esta materia muy antigua, que se había quedado obsoleta ante la nueva realidad social y tecnológica del juego, y con el nuevo texto se afrontan los retos sobre el juego a los que nos enfrentamos actualmente. Aun así hemos tratado de aportar algunas mejoras muy concretas al texto”.

Juan ha señalado que las enmiendas de su grupo tienen como principal objetivo profundizar en la protección de la adicción al juego de los jóvenes y los otros grupos de población más vulnerables, en ese sentido destaca la enmienda con la que “se prohíbe la instalación de nuevas máquinas de apuestas en bares y otros establecimientos que no sean expresamente de juego”.

Asimismo, las enmiendas de Compromís plantean también que las máquinas de juego y apuestas ubicadas en establecimientos diferentes a los salones de juego y locales específicos de apuestas, deban incorporar un dispositivo de activación como el que tienen las máquinas de tabaco a fin de impedir el acceso a menores de 18 años.

Otra enmienda destacada, que nació a propuesta del alcalde de Valencia, Joan Ribó, dada la proliferación de casas de apuestas que está dándose en algunos municipios como Valencia, es la que establece que “los ayuntamientos puedan decretar zonas saturadas de establecimientos de juego o de especial protección de población vulnerable, en las que no podrán darse nuevas licencias a este tipo de actividad”.

Estas enmiendas también proponen incorporar en la Ley una distancia mínima de 250 metros de los establecimientos de juego en los centros escolares, de 1.000 metros entre locales específicos de apuestas y salones recreativos y salones de juego, 1.200 metros entre salas de bingo y 4.000 metros entre casinos de juego”. Asimismo, se introduce que las máquinas de juego y apuestas deban contar con un cartel informativo sobre los peligros del juego y los lugares donde acudir a tratar la posible adicción.

Finalmente, Compromís añade en la ley la necesidad de que la conselleria de Sanidad elabore periódicamente, en colaboración con la conselleria de Hacienda, una Estrategia de prevención de la ludopatía y de actuación ante la adicción al juego.