Anar directament a les notícies

Compromís reclama acabar con el exceso en la administración de antibióticos a los animales destinados a consumo humano

Publicat el en En castellano

El grupo parlamentario Compromís ha registrado en Les Corts una proposición no de ley para que se aumente el control de los antibióticos que se suministran a los animales destinados al consumo humano.

Según ha explicado la diputada de Compromís, Isaura Navarro, “en España, a la vez que somos líderes en la producción de carne para el consumo humano, también somos líderes en el consumo de antibióticos, que es una muy mala noticia. De hecho en la cría de vacas, cerdos, ovejas, cabras, pollos y otros animales destinados a la producción alimentaria utilizamos cuatro vez más antibióticos que en Alemania y seis veces más que en Francia”.

Como se explica en la iniciativa parlamentaria de Compromís, la explotación intensiva de animales destinados al consumo humano además de implicaciones sociales y medioambientales, también tiene graves repercusiones en materia de bienestar animal -debido a las condiciones en las que se encuentran los animales en las explotaciones- y de salud pública en cuanto al aumento de la resistencia a los antibióticos derivada de la administración extensiva de los mismos el ganado.

Según la Organización Mundial de la Salud un gran número de antimicrobianos utilizados en animales destinados a la producción de alimentos son idénticos o estando estrechamente relacionados con los utilizados en los seres humanos. El abuso y el uso indebido de antibióticos está aumentando la resistencia a los mismos. Cuando los microbios se vuelven resistentes a los medicamentos, se reducen las opciones para tratar las enfermedades que provocan. Las consecuencias directas de esta resistencia a antimicrobianos pueden ser muy graves. Actualmente se calcula que este hecho causa 33.000 muertes anuales en Europa y que el impacto sobre la población de este problema de salud pública es similar al de la gripe, la tuberculosis o el SIDA juntos.

“Desde Compromís -ha añadido Navarro- lo que reclamamos es que se aumente el control respecto al suministro de antibióticos a los animales destinados al consumo humano y en ese sentido que se elabore un plan de reducción de estos suministros y se controle más la situación los animales que están en granjas de ganadería intensiva”.

Para Navarro “este gran uso de antibióticos utilizado en animales destinados a la producción de alimentos supone una reducción de la eficacia de los antibióticos en los humanos que nos alimentamos con esta carne, entonces es importante que se hagan planes de reducción de la uso de los antibióticos en la cría de ganado”.