Anar directament a les notícies

Compromís propone revisar y actualizar la estrategia valenciana para la atención del parto

Publicat el en En castellano

La portavoz de Compromís en la comisión de Políticas de Igualdad de Género y LGTBI, Mònica Álvaro, ha presentado una propuesta para que las Corts insten al Consell a evaluar la estrategia para la atención del parto normal en la Comunidad Valenciana, y analizar su implementación en el sistema sanitario valenciano. Además, la iniciativa señala la necesidad de actualizarla para incorporar los derechos que recoge la Ley 8/2018, de 20 de abril, de la Generalitat, de modificación de la Ley 10/2014, de 29 de diciembre, de la Generalitat, de Salud de la Comunidad Valenciana.

Según Álvaro, “en el País Valenciano se aprobó la estrategia valenciana para la atención del parto normal en 2009, y 11 años después es necesario actualizarla para disponer de todos los indicadores de atención al parto que se necesitan para conocer, completamente, cuál es la situación actual en cuanto a los partos”.

“Hay que recordar que en 2018 se aprueba la reforma de la Ley de Salud, donde se introdujeron modificaciones importantes en cuanto a la atención y tratamiento de las mujeres durante el embarazo, el parto, el puerperio y la lactancia. Y, evidentemente, el Gobierno del Botánico tiene que aplicar todas las medidas que sean necesarias para hacer efectivos los derechos de las mujeres en lo que comporta un parto. Desde Compromís proponemos que se revise la estrategia para la atención a los partos y que así se mejore la implementación de los derechos reconocidos en la reforma de la ley”.

“Y también para que algunas cuestiones, como la muerte perinatal, tengan un tratamiento más especializado y que, por ejemplo, se contemplen todos los momentos del proceso: desde la atención asistencial de las mujeres cuando están ingresadas en el hospital, que en muchos casos se ven en situaciones tan dolorosas como las de tener que compartir habitación con otras madres y sus bebés; hasta el seguimiento sanitario y psicológico de los meses posteriores, para que no se encuentran a solas al volver a casa. Aquí es donde la formación de los profesionales cobra especial relevancia, tienen que actualizarse sus conocimientos y habilidades para modificar las rutinas asumidas para mejorar la calidad de la atención y evitar cualquier indicio de violencia obstétrica derivada de la carencia de atención especializada hacia las mujeres”.

Por otro lado, “el conocimiento de los datos es imprescindible para diseñar las políticas. Hay una gran variedad de indicadores que es fundamental conocer para poder garantizar una sociedad con partos donde se garanticen los derechos y el bienestar de las personas usuarias”, ha concluido la también portavoz adjunta de Compromís, Mònica Álvaro.