Anar directament a les notícies

El Grupo de la Izquierda Confederal presenta en el Senado Propuesta de Ley de Victimas del Franquismo y Memoria Democrática

Publicat el en Llibertat i Igualtat

El senador Carles Mulet ha coordinado con grupos memorialísticos la proposición surgida tras 80 años de impunidad y para mejorar la Ley de Memoria Histórica de 2007

Madrid, 22 de abril de 2020

El Grupo de la Izquierda Confederal (Adelante Andalucía, Més per Mallorca, Más Madrid, Compromís, Geroa Bai y Catalunya en Comú Podem) ha registrado en el Senado una Propuesta de Ley de Víctimas del Franquismo y de la Memoria Democrática que reivindica el Derecho irrenunciable de las víctimas del franquismo a la Verdad, la Justicia y la Reparación, tanto material como simbólica, tal y como establecen los organismos internacionales de Derechos Humanos y el Derecho penal internacional. El portavoz de Compromís Carles Mulet ha coordinado el texto con diversas organizaciones memorialísticas como la Federación Estatal de Foros por la Memoria, que buscan recuperar la memoria histórica, la defensa de la Democracia y acabar con la impunidad de los crímenes franquistas. Además, incorpora aspectos positivos de otras leyes desarrolladas en autonomías como la valenciana, balear o navarra y da una respuesta a las carencias que se han detectado en los últimos años en la Ley de Memoria Histórica de 2007. “La Ley actual no acaba con la impunidad del franquismo ni es posible aplicar un régimen sancionador hacia el franquismo que subyace en la sociedad, que incluso recibe dinero público y desgrava a Hacienda, por lo que proponemos un mínimo común en todo el Estado y avance como lo están haciendo algunas comunidades autónomas”, ha reseñado Mulet.

La Proposición de Ley propone anular los juicios sumarísimos y las correspondientes sentencias instruidas por el régimen franquista por arbitrarios e ilegales, adoptando el resarcimiento a las víctimas”, destaca el senador de Més per Mallorca, Vicenç Vidal, así como la reconstrucción de los archivos penales y judiciales afectados. La senadora de Adelante Andalucía, Pilar González ha señalado que “para Andalucía, la aplicación de esta ley supondría la reparación de la memoria de las víctimas de Queipo de Llano y la anulación de la infame sentencia de condena que un tribunal ilegítimo emitió contra Blas Infante en 1940, cuatro años después de que los falangistas le asesinaran”.

Por su parte “la ley supondría que el Estado avance en los deberes de verdad, justicia y reparación que la sociedad tiene para con las víctimas -algo que en Comunidades como Navarra ya habíamos avanzado- de cara a la no repetición de actos de violencia injusta e ilegítima para la consecución de objetivos políticos”, ha afirmado el senador de Geroa Bai, Koldo Martínez.

El texto propone medidas para rehabilitar a las víctimas y sus familias y contar con el reconocimiento de víctimas del franquismo. También regula la desaparición forzosa, crea un Censo de Memoria Democrática con información de desaparecidos y víctimas de la Guerra Civil y el franquismo con las circunstancias de cada caso; un mapa de fosas, la investigación para localizar los enterramientos, establecer metodologías de investigaciones, compilar testimonios orales de forma urgente de víctimas y testigos directos así como un protocolo de exhumaciones y su planificación, con fondos necesarios para ello en los Presupuestos Generales del Estado. La senadora de Catalunya En Comú Podem, Sara Vilà ha manifestado su satisfacción por la firma de esta propuesta que ha considerado como “necesaria”.

En su desarrollo propone convertir el 18 de julio en el día de recuerdo de las víctimas y homenaje a la democracia con los valores democráticos de respeto, integración, convivencia y cultura de paz. Incorpora propuestas para explicar a las futuras generaciones el significado histórico de los hechos ocurridos, la existencia de fosas, obras realizadas con trabajadores forzados y de resistencia y soluciones para el Valle de los Caídos.  También aborda los abusos producidos hasta la aprobación de la Constitución, es decir torturas, asesinatos o desapariciones de bebés de hospitales y otorga derechos a las víctimas y sus familiares de verse reparados moralmente y no repetir episodios de exclusión por razón de su ideología.

La coalición, a iniciativa de Carles Mulet, ha conseguido que más de 2.000 calles de todo el país cambien nomenclatura franquista por otra más moderna y legal. “A pesar de los 40 años de democracia, el franquismo persiste y está bien vivo en forma de nombres de calles, símbolos en paredes, homenajes o fundaciones opacas, algo que es impensable en cualquier país moderno de Europa, por lo que urgen medidas como las que proponemos. Los gobiernos que ha tenido el país han hecho bien poco hasta ahora, por lo que proponemos pasar página de una vez de la mano de la justicia y la dignidad”, ha declarado.

21042020 Proposición Ley Franquisme reg_24510-2