Anar directament a les notícies

Compromís mantiene su postura firme de revertir la sanidad privada a la gestión pública

Publicat el en En castellano

La portavoz adjunta de Compromís a las Cortes, Aitana Mas, ha insistido este miércoles en la postura firme de la coalición en su apuesta por revertir los conciertos sanitarios del sur de la Comunidad Valencia después de conocerse que la concesionaria Ribera Salud ha enviado a Madrid trabajadores de los departamentos sanitarios de Torrevieja  y Elche-Crevillent  en medio de la desescalada sanitaria de la lucha contra la pandemia causada por la Covid-19.  

Compromís ha registrado en el parlamento valenciano una pregunta a la consejería de Sanidad interesándose por las consecuencias para la atención sanitaria en el departamento del Vinalopó que ha tenido el desplazamiento en Torrejón de Ardoz de trabajadores del área sanitaria. La petición de información, firmada por Mas y el diputado Carles Esteve, inquiere también sobre si existe alguna vulneración de las clausulas contractuales por parte de Ribera Salud, a la cual Sanidad ha abierto un expediente.

“El desvío de sanitarios a Madrid por parte de Ribera Salud en medio de la desescalada sanitaria en la lucha contra una pandemia es un hecho más que confirma la necesidad de finiquitar las concesiones sanitarias y una prueba más de la necesidad de un sistema público firme. Es preocupante, y simbólico, que la empresa actúe así en estos momentos de sobreesfuerzo sanitario, en una autonomía con menos recursos que el resto de España y cuando tienes que centrar tus acciones al retomar las listas de espera y redoblar los esfuerzos para paliar dos meses de no atención a pacientes ajenos a la Covid”, ha manifestado Mas.  

Mas ha reincidido en las propuestas presentadas a las instituciones estatales y autonómicas para que desde los poder públicos se blinde la sanidad en la Constitución: “Cada euro que invertimos en sanidad es imprescindible para proteger y salvar vidas, para prevenir problemas de futuro, cada euro invertido debe de revertir sobre la sanidad pública y no sobre empresas que hacen dinero con nuestra salud”.