Anar directament a les notícies

Compromís lamenta que el Consorcio de Residuos apruebe un vertedero que hipotecará el futuro de Albatera y del resto de la comarca

Publicat el en Medi Ambient

La diputada de Compromís Mireia Mollà ha afirmado hoy que “es lamentable que el Consorcio de Residuos de la Vega Baja haya aprobado la creación de un vertedero en el término municipal de Albatera que hipotecará el futuro de esta localidad y del resto de la comarca por sus consecuencias medioambientales y las presuntas corruptelas que abundan en el proceso de adjudicación”. 

Mollà ha realizado estas declaraciones tras conocer la decisión del Consorcio de Residuos y de asistir a la concentración que se ha llevado a cabo esta mañana frente a la Diputación de Alicante como protesta contra la ubicación del macrovertedero en Albatera, un acto en el que también ha participado la concejal de Compromís per Crevillent, Aitana Mas.

La diputada de Compromís ha indicado que “cabe recordar que el macrovertedero será instalado en una zona de alto valor ecológico, ya que está muy próximo a la Rambla Salada y se encuentra cercano también al paraje de La Ventana y el LIC de Abanilla, además de presentar riesgo de inundabilidad por esta proximidad con las ramblas”.

“Lamentablemente, estas cuestiones nunca han sido importantes para la Generalitat ni la Diputación, que han permitido también que los planes zonales de las comarcas de Alicante estén gestionados de manera muy deficiente, una cuestión que evidencia que el PP se ha guiado por determinados intereses particulares, en lugar de velar por la protección del Medio Ambiente y del bienestar de los ciudadanos”, ha destacado.

Asimismo, Mireia Mollà ha señalado que “es increíble que se haya seguido adelante con un proceso que en estos momentos está siendo investigado en el marco del caso Brugal por presunta corrupción, un hecho que deja sin ninguna garantía la adjudicación del servicio”. 

La diputada de Compromís ha destacado también que “la sentencia del TSJCV no dice exactamente que el vertedero tenga que ubicarse en Albatera, sino que la ubicación que se asignó inicialmente no es válida y hay que contemplar las otras opciones, por lo que justificar la aprobación del macrovertedero de Albatera por esta decisión judicial es un engaño a los ciudadanos”. 

“El Consorcio del Plan de Residuos de la zona XVII ha tenido en su mano dejar desierta esta adjudicación y poner en marcha un proceso fuera de sospechas y que contemplara otras alternativas más sostenibles en lo que respecta a la gestión de las basuras en la Vega Baja, pero ha decidido dejar perder esta oportunidad”, ha sentenciado Mireia Mollà.