Anar directament a les notícies

El IVAS analiza las necesidades de los cuidadores de familiares mayores con diversidad funcional

Publicat el en En castellano

El Instituto Valenciano de Acción Social (IVAS), adscrito a la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, está analizando los apoyos que necesitan las personas encargadas de la atención y el cuidado de sus familiares mayores en situación de dependencia o con diversidad funcional en su entorno más cercano.

Estos trabajos, enmarcados en el proyecto europeo TRIADE de la convocatoria ERASMUS+ en el que participa el IVAS junto a otras entidades sociales de la Unión Europea, están desarrollados por un grupo local de expertos en formación pertenecientes a entidades proveedoras de servicios para personas con diversidad funcional o personas mayores, y a Universidades e Institutos de Educación Secundaria Obligatoria, entre otros organismos de la Comunitat Valenciana.

El IVAS cuenta con dos grupos específicos, uno en Elche y otro en Valencia, que se reúnen periódicamente. Recientemente han celebrado una nueva jornada de trabajo para debatir, estudiar y determinar qué apoyos precisan los cuidadores de personas mayores dependientes o con diversidad funcional en el seno familiar, con el objetivo fundamental de mejorar la calidad de vida tanto del cuidador como de la persona atendida.

El cuidado que se ejerce sobre las personas más próximas, que se denomina habitualmente ‘cuidado informal’, juega un papel muy importante en nuestra sociedad, ya que complementa las redes sociosanitarias de servicios y se constituye, además, como eje de las políticas sociales de atención a las personas mayores en los países desarrollados que tienen como prioridad el envejecimiento en casa.

Este proyecto europeo, en el que colaboran entidades sociales de España, Bélgica, Francia, Holanda, Italia y Suecia, se constituye con el fin de intercambiar conocimientos, así como realizar prácticas formativas entre los profesionales del sector de la Discapacidad de los países socios, que contribuyan a mejorar la calidad de vida de las personas mayores con algún tipo de diversidad funcional.

Para ello, contempla la creación de redes de trabajo entre los socios europeos y el personal especializado del IVAS, la recogida y el análisis de diferentes metodologías y la elaboración de recomendaciones que ayuden al personal de los recursos y servicios de atención a personas con diversidad funcional a afrontar el envejecimiento de sus usuarios con la adquisición de habilidades adaptadas a las nuevas necesidades y con la implantación de los apoyos que requieran estas personas.

El Instituto Valenciano de Acción Social recoge en su hoja de ruta de 2016-2019, la implantación de un nuevo modelo para la diversidad funcional en sus centros y servicios, que cumpla con las necesidades reales de los usuarios, les ofrezca apoyos de acuerdo a sus características e impulse la autonomía y vida independiente de estas personas.