Anar directament a les notícies

Navarrete reclama desde la tribuna al Ministerio de Fomento ‘soluciones’ al bloqueo en infraestructuras que sufre Castelló

Publicat el en En castellano

El senador por Castelló de la coalición Compromís, Jordi Navarrete, ha sacado a relucir en el debate sobre la Proposición de Ley Orgánica de Reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria la situación en la que se encuentran a diario miles de castellonenses y otros en tránsito por la penosa situación que se da en la A-7 por la falta de previsión en la ejecución de las mejoras en el vial y que está suponiendo el desvío de miles de vehículos pesados por la N-340 mientras no liberan temporalmente la AP-7.

Compromís ha sido la primera fuerza política en reclamar la liberación temporal de la vía de pago que podría asumir el volumen de camiones y vehículos que diariamente utilizan la A-7 mientras duran las obras. También citó a comparecer al ministro de Fomento para dar explicaciones y enviado preguntas e incluso una carta en este sentido.

Navarrete ha espetado que “estamos sufriendo diariamente la incompetencia y falta de previsión del Ministerio de Fomento con las obras de la A7, de la N-232 en el puente de la Bota y las eternas retenciones de la N-340, mientras no liberan la AP7“. Por otro lado ha recordado que la situación por tren no es mucho mejor “con los retrasos continuados en el transporte ferroviario de cercanías y de media distancia a lo largo de todas las comarcas de Castelló, desde Vinaròs hasta Valencia, por la incompetencia de ADIF y el continuo retraso en la finalización de una chapuza como es el tercer hilo y que nos conducirá a un futuro colapso en el Corredor Mediterráneo“.

Veto de Compromís

Compromís ha pedido el veto a esta Ley, para que el PP no pueda utilizar el reparto del déficit de forma partidista y que se garantice un reparto del objetivo de déficit en función del volumen de gasto público asumida por cada una de las administraciones públicas. Según datos del Ministerio de Hacienda el reparto sería: 22% Administración General del Estado, 30% para la Seguridad Social y 38% para las Comunidades Autónomas. Si hacemos cálculos con el objetivo de déficit para 2016, que es 4,6%, el reparto de objetivo de déficit quedaría así: Administración General del Estado 1,03%, Seguridad Social 1,52% y de 2,04% las Comunidades Autónomas, esto implicaría para la Comunidad Valenciana 1.000 millones de € de margen más para el 2016. Hay que recordar a los valencianos que los diputados valencianos del PP, PSOE y Ciudadanos votaron en contra de nuestra enmienda. Es decir, han dejado perder 1.000 millones para el País Valenciano en 2016 y 700 millones para 2017.