Anar directament a les notícies

Compromís denuncia el oportunismo de C’s con el travase Júcar-Vinalopó

Publicat el en En castellano

Compromís se ha alineado con los otros partidos del Pacto del Botánico en la comisión de Medio Ambiente de las Cortes Valencianas para votar en contra de la proposición no de ley (pnl) presentada por Ciudadanos al considerarla “oportunista y contradictoria”. La formación de Albert Rivera pretendía que la cámara valenciana reclamara al Estado la puesta en marcha inmediata del trasvase Júcar-Vinalopó mientras, hace unas semanas en el Congreso de los Diputados, votaba contra dotar de las inversiones necesarias para reparar la Balsa de San Diego, elemento de regulación fundamental para el pleno funcionamiento del trasvase.

La coalición no ha votado a favor de esta propuesta puesto que la posición de Ciudadanos aboga por utilizar las aguas del trasvase para abastecimiento y regadío, sin más precisiones. Vale la pena recordar que el trasvase Júcar-Vinalopó tiene como finalidad la sustitución de extracciones para usos agrarios que han dado lugar a la sobreexplotación de los acuíferos del Alto y Medio Vinalopó, para favorecer la recuperación del buen estado de los acuíferos así como para garantizar el suministro de caudales a los usos agrarios en el Vinalopó. Compromís y el grupo Socialista propusieron conjuntamente que se enmendara la propuesta de C’s para recoger adecuadamente la función del trasvase para garantizar la sostenibilidad y reducir la vulnerabilidad de la cuenca del Vinalopó. Sin embargo, C’s se ha negado a incorporar esta modificación.

“La iniciativa no sólo es redundante. Es también oportunista porque mientras aquí vienen a hacer propaganda pidiendo activar a pleno rendimiento el Júcar-Vinalopó, en Madrid votan en contra de incluir las inversiones necesarias para que esto ocurra. Pasó con la enmienda de Compromís (enmienda 5808) para incluir en los presupuestos estatales 2017 las inversiones para reparar la balsa de San Diego, infraestrutura fundamental para el pleno rendimiento del trasvase, y que requiere desde 2012 de reparaciones que permitan que el trasvase funcione a máximo nivel”, ha considerado la portavoz de Medio Ambiente de Compromís, Graciela Ferrer.

PROPUESTA SIN PIES NI CABEZA

La propuesta de Ciudadanos obviaba que el trasvase Júcar-Vinalopó forma parte de una solución integral a la sobrexplotación del sistema hidrológico que nutre de agua las comarcas del Vinalopó y L’Alacantí. En 2006, la Comisión Europea aprobó incrementar la cofinanciación, hasta alcanzar los 120 millones de euros, de la construcción del trasvase desde el Azud de la Marquesa a Villena para sustituir las extracciones de aguas subterráneas para uso agrario de los acuíferos sobreexplotados del Vinalopó, después de comprobar la inviabilidad del trasvase inicialmente propuesto. agrariosDe este modo, se garantizarían los usos agrarios del Vinalopó, los acuíferos se recuperarían y se mejoraría la disponibilidad de aguas subterráneas de buena calidad para el consumo de boca, fundamentales para las poblaciones del Alto y Medio Vinalopó.

Asimismo, la Desaladora de Mutxamel, que también ha contado con cofinanciación europea, serviría para complementar, junto a las desaladoras Alicante I y Alicante II, y las aportaciones a través de la Mancomunidad de Canales del Taibilla, la oferta de recursos hídricos de alta calidad para los usos urbanos, que se concentran en la costa alicantina, tanto en l’Alacantí como en la Marina Baixa.

Concretamente, las infraestructuras de producción de agua desalada han de servir para sustituir también las extracciones de aguas subterráneas en el Alto Vinalopó para usos urbanos en la costa, mejorando el estado de los acuíferos y con ello, la garantía de disponibilidad de recursos subterráneos para los usos que se mantengan, después del oportuno plan de ordenación de extracciones en dichos acuíferos y aplicación de las normas de explotación del trasvase y del sistema Vinalopó-Alacantí, que el Gobierno de España aún no ha elaborado.