Anar directament a les notícies

Compromís reclama la rebaja del IVA del material escolar como apuesta por la cultura y la educación

Publicat el en En castellano

Compromís ha reclamado en el Senado un incentivo al sector de la educación que pase por la rebaja en los impuestos que soportan las familias con el inicio de curso y con el apoyo a la publicación electrónica de libros y al fomento de la creación.

Así, la coalición ha reclamado una reducción del 21 al 10% del material escolar y del 21 al 4% en la descarga de libros electrónicos “algo que es una medida tangible, clara, hacia lo que es la cultura en mayúsculas, desde las edades más tempranas hasta los lectores y consumidores o creadores de libros, para que no sean penalizados con impuestos tan altos que deberían circunscribirse al consumo de productos de lujo, de caprichos”, ha indicado el senador Carles Mulet.

Esta misma semana el Gobierno, en una contestación escrita a una pregunta de la coalición justifica la rebaja al 10% de las corridas de toros, que consideran “patrimonio cultural digno de conservación en todo el territorio nacional, estableciéndose un deber de protección y conservación y de promover su enriquecimiento, el principio de participación y colaboración entre las administraciones públicas y el deber de la Administración General del estado de tutelar el derecho de todos a su conocimiento, acceso y libre ejercicio de sus diferentes manifestaciones”. “Ante una concepción tan aberrante de la tortura, abogamos por subir impuestos a la tauromaquia o directamente por su supresión y la rebaja, por el contrario, en el IVA del material escolar y los libros digitales, injustamente gravados con un 21%”, ha indicado Mulet que ha reprochado que el Ministerio de Cultura destine 30.000 euros al año a un premio de tauromaquia mientras queda patente su falta de previsión a la hora de invertir la tendencia que se dibuja en informes como el de La lectura en España 2017 o la Encuesta de Hábitos y Prácticas Culturales del propio ministerio, que deja en mal lugar la capacidad de este ministerio a la hora de fomentar la lectura entre la población, con un 37,8% de la población que no lee un solo libro en todo el año “en una sociedad sumida en una fuerte crisis de la que solo saldremos con formación, consumo cultural e información, por lo que la constatación que estas tendencias negativas persisten ante la falta de políticas culturales de primer orden, a pesar que sí fomentan los toros con rebajas fiscales”, ha indicado Mulet.

Hablamos de cuadernos, bolígrafos, reglas, estuches y demás material escolar que tributaba al 4 %, pero también del cine “hacia el que este gobierno consevador e involucionista trata como si fuera su enemigo, cuando de esta industria viven salas, dobladores, actors y otros profesionales del sector audiovisual”, ha concluido.