Anar directament a les notícies

Mireia Mollà reclama a los comisarios europeos de Agricultura y Comercio el control riguroso de las importaciones de cítricos sudafricanos

Publicat el en Medi Ambient

La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha enviado sendas cartas a los comisarios europeos de Agricultura y de Comercio, Janusz Wojciechowsi y Phil Hogan, respectivamente, en las que reclama controles rigurosos de las importaciones de cítricos procedentes de Sudáfrica ante la amenaza fitosanitaria que supone la introducción y contagio de nuevas plagas y enfermedades.

Ante la exigencia de los controles de los puertos españoles, que en julio detectaron hasta cinco partidas de naranja sudafricana infectadas de mancha negra y falsa polilla, los productores sudafricanos han optado por buscar puertos de entrada más laxos en las inspecciones de cargamentos para sortear aquellos donde sí se practica un examen exhaustivo.

Ante el pillaje del sector sudafricano y la, de momento, pasividad de la Unión Europea, Mireia Mollà ha enviado una misiva para advertir a las autoridades europeas competentes en la materia del peligro que implican estas importaciones para el sector cítrico de la Comunitat Valenciana, así como para denunciar “no solo la manifiesta competencia desleal, sino también la indefensión de los consumidores ante un producto que no cumple los estándares europeos ni en materia medioambiental ni de seguridad alimentaria”.

La semana pasada, asociaciones agrarias tacharon de “inmoral” el comportamiento de Sudáfrica, cuyos exportadores reconocieron introducir sus frutas y material vegetal por los puertos menos exigentes en materia de control.

El Comité de Gestión de Cítricos ha asegurado que, mientras que en los puertos españoles se detecta un positivo del hongo que causa la mancha negra cada 40 cargamentos, la ratio asciende a una de cada 966 revisiones en el caso de los Países Bajos y hasta una por cada 2.765 en Reino Unido.

No es la primera vez que Mollà se dirige a las autoridades de la Comisión Europea; el pasado mes de agosto, y tras conocer los datos oficiales sobre partidas contaminadas, ya propuso el cierre de los puertos europeos a las importaciones de cítricos procedentes de Sudáfrica y la exigencia del tratamiento en frío en origen, una medida de prevención que ya existe en otros países.

Otra de las iniciativas planteadas por la Conselleria de Agricultura es la creación de un cuerpo de funcionarios europeos que desempeñe “las labores irrenunciables de inspección de forma independiente”.

La titular de Agricultura ha aprovechado también para pedir que la Unión Europea apoye al sector europeo, en lugar de actuar como facilitadores del lobby citrícola mundial impulsado por Sudáfrica y otros países como Argentina o Marruecos, también productores y exportadores de agrios.

Importaciones de arroz

La consellera, que ha participado en los Consejos Consultivos del Ministerio de Agricultura sobre política pesquera y Política Agraria Común (PAC) ha respondido, asimismo, a la preocupación de los arroceros valencianos ante el crecimiento exponencial de las importaciones de la variedad japónica -cultivo mayoritario en la Comunitat- procedente de Myanmar y derivada de la cláusula de salvaguarda impuesta sobre la varieda índica.

“La Comisión Europea debe afrontar sus contradicciones que acaban por hacer daño a la agricultura valenciana y europea en su conjunto. Es necesaria una reflexión para que Europa apueste por una producción de proximidad, que garantice la buena alimentación y que proteja la agricultura europea de la competencia desleal, en lugar de llevarse por delante sectores estratégicos para nuestra agricultura y seña de identidad valenciana”, ha señalado Mireia Mollà.

En esta línea, ha instado a la Comisión Europea a elaborar y presentar los informes preceptivos sobre la situación de competencia y el impacto de los acuerdos comerciales sobre determinados sectores hortofrutícolas y a velar por la viabilidad de la producción europea.

Seguro Agrario

Mollà ha avanzado que, en ruegos y preguntas, ha planteado al ministro de Agricultura, Luis Planas, y al resto de representantes de las comunidades autónomas la “insoportable” carga del seguro agrario, tanto para los agricultores como para la administración autonómica, que de forma no motivada ha subido el precio y bajado las coberturas.

La consellera pone de manifiesto esta situación que castiga a los agricultores año tras año y que no puede perpetuarse a costa de las compensaciones de los Gobiernos autonómicos: “El Ministerio debe reponer los recursos necesarios para que los agricultores puedan tener esta protección”.

Asimismo, ha criticado el decreto que “condiciona a los agricultores a tener una póliza para poder recuperar algo de las grandes pérdidas de la DANA, cuando el propio seguro les ha expulsado del sistema”. Una situación de “indefensión” que Mireia Mollà trasladará al ministro.