Anar directament a les notícies

Compromís pide contundencia al Gobierno para paliar las plagas en la citricultura valenciana

Publicat el en En castellano

El diputado de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, ha presentado diversas iniciativas parlamentarias para exigir al Gobierno contundencia frente a las preocupantes plagas que afectan actualmente al territorio valenciano: la Pulvinaria poligonata y la mal llamada plaga “cotonet de les valls”.
Por un lado la Pulvinaria poligonata, la nueva plaga de cochinilla fitófaga, ha afectado alrededor de 5.000 hectáreas en la comarca de la Vega Baja, siendo el cultivo del limonero el más dañado, seguido de naranjos y mandarinos. Y por otro, sobre la mal llamada plaga “cotonet de les valls”, instalada en nuestro territorio desde 2009, cuya procedencia es de Sudáfrica, y en la que se observan unas deformaciones muy intensas en las naranjas y las clementinas.
El diputado de Compromís advierte de que estas plagas no sólo son problema de un territorio sino de todos aquellos que cuenten con cosechas similares, como es el caso de Murcia y Andalucía; y pide que el Ministerio de Agricultura autorice y ayude a combatirlas de manera efectiva, por medio de una nueva partida presupuestaria en los Presupuestos Generales del Estado para evitar mayores costes a los agricultores y reducir el impacto de los tratamientos sobre el medio ambiente.
Asimismo, el diputado de Compromís exige que se aumente el control en los puertos y aeropuertos, de productos hortofrutícolas, tanto en los estatales como en los europeos, principalmente el de Rotterdam, por el que entran los mayores volúmenes de cítricos sudafricanos, pero también de otros países terceros, potenciales transmisores de organismos nocivos.
Para ambos casos, Baldoví considera que “nos encontramos ante unas invasiones de insectos dañinos procedentes de importaciones de terceros países que no sólo destruyen nuestras cosechas, sino que se instalan en las explotaciones obligando a que los agricultores aumenten los costes de cultivo con nuevos tratamientos”. Estas nuevas plagas no sólo afectan a una ya maltrecha rentabilidad sino que, inevitablemente, inciden sobre el medio ambiente y la salud de las personas que se ven obligadas a usar pesticidas para combatir la plaga.
“Es hipócrita que desde la Unión Europea se lancen documentos y propuestas de reducción del uso de pesticidas en la agricultura, cuando se está siendo completamente negligente en la inspección de fronteras y está provocando que no paren de entrar nuevas plagas a territorio europeo”, ha explicado el diputado valenciano.
Además, Baldoví pide al Gobierno que haga uso de su competencia en la suelta del parasitoide Anagyrus aberiae, que se ha demostrado eficaz con la lucha contra esta plaga; y se pregunta qué han estado haciendo los sucesivos Gobiernos desde el año 2009 para evitar la expansión de una plaga que se sabe está instaurada en el territorio desde hace tanto tiempo.